Local

"El Sáhara ocupado es una cárcel"

Familiares de refugiados y asociaciones de amigos del pueblo saharaui celebraron ayer vigilias de apoyo a los presos de conciencia en la ex colonia en varias ciudades andaluzas.

el 15 abr 2010 / 20:23 h.

TAGS:

"Yo estoy aquí, tengo pasaporte español, pero mi familia vive en una trampa. Policías o civiles a sueldo del rey de Marruecos los vigilan y mis amigos pagan las consecuencias cada vez que voy a verlos. A uno de ellos lo tuve que ver de noche y 30 minutos para que no lo encarcelaran, simplemente porque yo soy un saharaui que he vivido en los campos de refugiados, libre, no como mis primos o mis amigos, que alguna vez han acabado en la cárcel sólo porque he hablado con ellos".

 

Así explica Hud (nombre ficticio para que sus allegados no sufran represalias), lo que ve cada vez que viaja protegido por su pasaporte español en los territorios que se anexionó Marruecos en el ex Sáhara Español. Este saharaui de 39 años, residente en Sevilla y que vio la luz en "Villa Cisneros (hoy Dajla) bajo bandera española" siente que los saharauis lo miran "con complicidad y alegría, pero no me dicen nada. No pueden conversar conmigo. En mi último viaje, hace tres meses, me vigiló la Policía desde que entré por Mauritania [desde el sur] hasta que salí de la ex colonia por el norte".

Más gráficamente, el periodista de la TV Saharaui Man Sidiheiba, que tiene dos hermanas en el Sáhara de facto marroquí, explica: "Yo soy libre. Ellas no. Allí todo el mundo vive entre un fusil y un machete, sin poder moverse". No ve a sus hermanas desde noviembre de 1975, desde la Marcha Verde.

Los dos participaron ayer en la Vigilia Nocturna en apoyo a los presos de conciencia saharauis, que están a punto de cumplir 30 días en huelga de hambre tras una detención de cinco defensores de los derechos humanos, el 8 de octubre de 2009, que el Polisario considera "arbitraria", puesto que estos activistas simplemente, según su versión, se desplazaron desde el Sáhara bajo control marroquí a los campos de refugiados fuera del área alauí para ver a familiares.

El 18 de marzo iniciaron una huelga de hambre indefinida en la cárcel marroquí de Salé.
La vigilia, en la que se proyectaron vídeos con testimonios de malos tratos por parte de las autoridades marroquíes, también denuncia torturas y represión indiscriminada contra la población civil en general y, especialmente, a quienes defienden "de forma pacífica" los derechos humanos, explica el presidente de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Sevilla, Fernando Peraita.
Junto a la vigilia de Sevilla, las asociaciones pro-saharauis celebraron diversos actos en todas las provincias andaluzas en las que volvieron a reivindicar medidas a favor de la autodeterminación de la República Saharaui y apoyaron a los cinco defensores de los derechos humanos en huelga de hambre.
17 huelgas de hambre. Entre los encarcelados se encuentran Al Salem Tamek y Brahim Daham -dos figuras relevantes en el movimiento pro-saharui- acusados por el Gobierno marroquí de "atentar contra la seguridad de la nación".

Tamek, según las asociaciones pro saharauis, sufre asma aguda, deficiencia en la función renal y una disminución de la presión arterial y pérdida de ocho kilos. Ése era su estado el 12 de abril, último día del que se tienen noticias suyas que acumula 17 huelgas de hambre, por lo que es el que presenta peor estado.

En Almería, a este acto de protesta se unió una reivindicación más. La Asociación Amigos del Sáhara de la provincia exigió nuevas condiciones para afrontar su programa Vacaciones en paz. Se refieren a la tramitación de permisos y visados para el traslado de niños saharauis desde Argelia a España en verano. Esta reivindicación llega ante una nueva regulación restrictiva en el espacio Schengen.

  • 1