Economía

El salario baja pese a crecer la productividad y cuestiona la fórmula Merkel

La demanda de los hogares, la inversión y la exportación tiraron de España en 2010.

el 16 feb 2011 / 20:31 h.

La construcción fue el sector que más empleo perdió.

La economía registró en España una bajada del 0,1% en el conjunto de 2010, aunque logró avanzar un 0,2% en el cuarto trimestre respecto al tercero, según los datos de la Contabilidad Nacional del Instituto Nacional de Estadística (INE).

En ese año, la productividad aumentó y cayeron los salarios, una combinación que cuestiona la receta de la canciller alemana, Angela Merkel, de desvincular la subida de los sueldos de la inflación.

Ese descenso del PIB eleva en una décima la previsión del Gobierno, que apuntaba a un recorte inicial del 0,3% y que posteriormente fue corregida hasta un retroceso del 0,2%. Este dato, además, contrasta con la severa caída del 3,7% experimentada en el ejercicio 2009.

La mejora de la economía durante 2010 se debió a la evolución favorable del gasto en consumo final, que avanzó un 0,7% en 2010, frente a la caída del 2,3% en 2009, y al comportamiento menos negativo de la inversión, al registrar un retroceso del 7,6% en contraste con la tasa del -16% de 2009.

El año pasado, los hogares elevaron su consumo un 1,3%, mientras que las administraciones públicas lo redujeron un 0,7% en un contexto de recortes presupuestarios.

En 2009, esa situación fue a la inversa, pues las familias gastaron el 4,3% menos, en tanto que el sector público reveló un aumento del 3,2%, según detalló el INE.

Y en cuanto a la inversión, el comportamiento más favorable lo mostraron los bienes de equipo, al pasar de una tasa negativa del 24,8% en 2009 a una positiva del 1,8% el año pasado.

Los otros dos componentes de la inversión registraron tasas negativas en 2010, aunque mejores que las de 2009. Así, la inversión en construcción desaceleró ocho décimas la caída, desde el -11,9% al -11,1%, mientras que la formación bruta de capital fijo (la inversión empresarial) en otro tipo de productos evolucionó desde el -16,2% de 2009 al -8,2% en 2010.

Por su parte, la productividad aparente por puesto de trabajo se situó en el 2% en tasa interanual en el último trimestre del año pasado, una décima más, mientras que la productividad por hora trabajada creció en ocho décimas, al 2,2%, una diferencia que obedece, según el INE, al descenso de la jornada media a tiempo completo.

Por su parte, la remuneración de los asalariados se contrajo un 1,7%, frente al -1,3% del tercer trimestre, como consecuencia de la estabilización en la caída del número de asalariados (-1,3%) y el mayor descenso de la remuneración media por empleado, desde el -0,1% al -0,4%.

De esta forma, el coste laboral por unidad de producto decreció un 2,3%, tasa cuatro décimas más negativa que la del periodo anterior y cuatro puntos por debajo del deflactor implícito de la economía.

En ese descenso retributivo, asimismo, ha influido la rebaja salarial media del 5% aplicada a los funcionarios desde junio del año pasado, así como los recortes pactados por trabajadores y compañías en momentos de dificultades económicas de éstas.

La pérdida agregada de puestos de trabajo que recoge la Contabilidad Nacional fue de un 2,2%, que conllevó la destrucción de 238.000 empleos. Y esta pérdida, junto con el ajuste de los salarios, es la que provoca la citada caída de los costes laborales unitarios.

En este contexto, Merkel quiere que Europa, al igual que en su país, vincule las subidas de los salarios a los aumentos de la productividad. En España, como recuerdan el Gobierno central y los sindicatos, existe ya un sistema mixto, de forma que el trabajador no pierde poder adquisitivo, pero a la vez se tiene en cuenta su productividad al retribuirlo.

EXPORTACIONES. Los datos de Estadística ponen de manifiesto que la demanda exterior incrementó tres décimas, hasta los 1,2 puntos, la contribución positiva al crecimiento agregado en el último trimestre de 2010.

Tanto las exportaciones como las importaciones aceleraron su crecimiento en tal periodo, y especialmente las primeras. En concreto, las exportaciones de bienes y servicios registraron una variación del 10,5% entre septiembre y diciembre de 2010, frente al 9,4% del tercero, como consecuencia de la mejor evolución de la demanda de los países destino, fundamentalmente de los socios de la Unión Europea.

Por su parte, las importaciones de bienes y servicios aceleraron tres décimas el crecimiento, y así pasaron del 5% al 5,3% en ese periodo.

EN DATOS
0,1%. Caída del PIB
La economía española registró una caída del 0,1% en el conjunto de 2010, aunque en el último trimestre remontó y creció dos décimas

238.000. Empleos perdidos
Durante pasado se destruyeron 238.000 puestos de trabajo netos en España, sobre todo en la construcción y en la industria

-0,4%. Salarios
La remuneración de los trabajadores retrocedió un 0,4% en el último trimestre de 2010 respecto al mismo periodo del año anterior

2%. Productividad
La productividad por puesto de trabajo, en cambio, aumentó un 2% en tasa interanual en el último
trimestre del ejercicio pasado

4,1%. Beneficio empresarial
Los beneficios de las empresas crecieron un 4,1% durante 2010, un aumento que contrasta con el retroceso de la masa salarial

  • 1