Deportes

El San José se negó a viajar a Ceuta para jugar ante el África

La entidad esgrime que no se garantizaba la seguridad del plantel. La RFAF decidirá ahora si abre expediente sancionador.

el 17 mar 2014 / 12:39 h.

IMAG0220 Los capitanes de la plantilla posan junto al técnico. Foto: Bernardo Ruiz. La AD San José de Liga Nacional Juvenil, segunda categoría a nivel estatal, no compareció el sábado en el Alfonso Murube de Ceuta para disputar el encuentro correspondiente a la jornada 26. El motivo son los reiterados incidentes que se han registrado con anterioridad en tierras norteafricanas y que ya afectaron a la delegación cañamera en el duelo que afrontó en la ida ante el Goyu Ryu. La decisión no fue repentina, ya que el presidente del conjunto azulón, Vicente Casado, remitió el pasado 20 de diciembre un escrito a las oficinas de la Real Federación Andaluza de Fútbol (RFAF) en el que anunciaba su postura negativa a cruzar más el Estrecho de Gibraltar para jugar ante rivales de la ciudad autónoma. La Delegación del Gobierno de Ceuta comunicó al organismo que dirige Eduardo Herrera que garantizaba la integridad física de los jugadores y el cuerpo técnico, que serían escoltados desde el Puerto de Ceuta hasta el Alfonso Murube en el trayecto de ida y a la inversa en el de vuelta, una medida que no satisfizo a los rectores del Felipe del Valle. La decisión supone un capítulo más en una historia que se ha enquistado en las últimas campañas, en las que los conjuntos andaluces habían alzado la voz ante las continuas agresiones, unas incidencias que los colegiados, naturales de Ceuta, no reflejan habitualmente en las actas. Los presidentes del Goyu Ruy y la UD Carmelitas, ambos enclavados en la ciudad autónoma, telefonearon a su homólogo cañamero para trasladarle que se comprometían a garantizar la seguridad de los discípulos de José Rodríguez Fajardo, Che, aunque los argumentos no han calmado a un plantel que ya en la anterior campaña denunció agresiones y amenazas ante los unionistas. Concretamente, un jugador ceutí que ya había causado baja en la entidad norteafricana, Brahem, golpeó de forma repetida al azulino Plusco, un incidente que el colegiado de aquella cita sí reflejó en el documento arbitral. Fuentes del Unión África Ceutí señalaron que en el encuentro de ida celebrado en el Felipe del Valle se produjeron altercados que el trencilla se negó a recoger en el acta y, al mismo tiempo, varios de sus jugadores fueron insultados con gritos racistas y xenófobos. Aquella conducta fue recogida por el juez y, por tanto, el club del Felipe del Valle fue sancionado con 210 euros. El castigo se formalizó pese a que los cánticos fueron proferidos por dos aficionados y de forma puntual.

  • 1