Deportes

El Sánchez-Pizjuán vuelve a disfrutar con el Sevilla

el 15 sep 2012 / 22:03 h.

El Sevilla cambió las tornas y sumó un valioso triunfo ante un Madrid que se paseó en sus dos últimas visitas al Ramón Sánchez Pizjuán (2-6, 2-6) y que ayer mordió el polvo y pudo dejarse más de media liga cuando sólo van cuatro jornadas, pues el FC Barcelona ya triplica su puntuación y el mismo Sevilla la dobla, de ahí que Mourinho, abatido, dijera anoche que “en estos momentos no tengo equipo”.

En el Sevilla Míchel lo está armando, y ayer salió con las ideas muy claras, sin darle tiempo al Madrid ni de mirarse sus nuevas camisetas verdes con ribetes de plata. Al minuto ya había puesto Jesús Navas a prueba los reflejos de Casillas con un chut lejano que el meta fue incapaz de atajar y a la salida del saque de esquina Rakitic y Trochowski sacaron fruto a las horas de trabajo en la ciudad deportiva en una acción de estrategia que pilló a medio Madrid dormido. A Mourinho se lo comían los demonios, pero el 1-0 no fue más que fiel reflejo de la diferencia de intensidad y actitud con la que las dos escuadras afrontaron el partido.

Al Sevilla se le se puso que ni pintado –el Madrid no remonta un gol encajado en los dos primeros minutos desde hace 31 años– y los de Míchel la verdad es que supieron jugarlo, juntando líneas, mostrándose agresivos en la recuperación y organizados en sus ataques, en definitiva actuando como un equipo trabajado que sabe lo que quiere y la manera de conseguirlo.

A los cuatro minutos Undiano le perdonó la roja a Higuaín por una patada alevosa sobre Navarro y luego fueron Navas y Rakitic quienes, a la contra, perdonaron el 2-0 por no ver al compañero desmarcado con Casillas vendido. Cualquiera de esas jugadas pudo dejar el choque resuelto, pues  el Madrid jugaba muy trastabillado, sin seguridad atrás –Navas y Cicinho tenían una autopista por su carril– y precipitado cuando manejaba el balón, y sólo en disparos lejanos de Cristiano o una internada fallida de Higuaín llevó algo de peligro.

Antes del descanso Undiano volvió a perdonar otra expulsión, esta vez a Di Maria (43’), así que el 1-0 en contra fue lo mejor que le pudo pasar a los de Mourinho antes del intermedio. El portugués quitó entonces a Ozil y Di María, pero si pudiera hubiera cambiado a ocho de golpe. Con Modric y Benzema, y las piernas de los locales cada vez más pesadas, gozó de la posesión casi absoluta y de alguna buena ocasión en la segunda parte para empatar, en especial un remate de Modric al palo o un cabezazo a medio metro de la portería que se le fue alto a Sergio Ramos. El Sevilla ya no salió con tanta verticalidad a la contra y centró todos sus esfuerzos en cerrar vías de penetración hacia Palop, cobrando protagonismo el oficio de Medel, Maduro, Spahic o Navarro y el buen hacer de Botía, con el que la zaga gana muchos enteros. Poco a poco, Míchel va moldeando un nuevo Sevilla. Y el Sánchez-Pizjuán volvió a disfrutar con él.

1 - Sevilla FC: Palop; Cicinho, Botía, Spahic, Fernando Navarro; Rakitic (Manu del Moral, m.60), Medel, Maduro, Trochowski (Kondogbia, m.82); Jesús Navas y Negredo (Luna, m.70).

0 - Real Madrid: Casillas; Arbeloa (Callejón, m.65), Pepe, Sergio Ramos, Marcelo; Khedira, Xabi Alonso; Di María (Modric, m.46), Özil (Benzemá, m.46), Cristiano Ronaldo; e Higuaín.

Gol: 1-0, M.2: Trochowski.

Árbitro: Alberto Undiano Mallenco (Comité Navarro). Amonestó a los locales Fernando Navarro (m.04), Rakitic (m.44) y Luna (m.88) y a los visitantes Higuaín (m.04), Di María (m.28) y Pepe (m.40).

Incidencias: Partido disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante algo más de treinta mil espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones. Antes del encuentro recibieron un homenaje las olímpicas sevillistas en Londres 2012 Marina Alabau, oro en la clase de vela RS:X, y Lorena Miranda, plata en waterpolo femenino. 
  

 

  • 1