Deportes

El Santiago Bernabéu es el favorito para acoger la final, pero depende de la UEFA

Sevilla y Atlético de Madrid ven bien jugar en el coliseo de la Castellana el 26 de mayo, sólo cuatro días después de la final de la Champions.

el 11 feb 2010 / 23:05 h.

Vista del estadio Santiago Bernabéu.

El estadio Santiago Bernabéu es el principal candidato en estos momentos para acoger la final de la Copa del Rey. En primer lugar, porque es el deseado por parte del Sevilla y, en segundo lugar, porque el Atlético de Madrid no ve con malos ojos la idea de conquistar un título en el campo del eterno rival y, encima, no tener que desplazar a miles de aficionados hasta otra ciudad.

En principio, los clubes podrían cerrar hoy este escenario, pero todo depende de una autorización de la UEFA, ya que ésta no contempla la posibilidad de que se celebren dos partidos en un mismo estadio sin un periodo de tiempo mínimo por medio.

La idea de los dos clubes es que la final de Copa se dispute el miércoles 26 de mayo, es decir, tan sólo cuatro días después de la final de la Liga de Campeones, cuyo escenario será el Santiago Bernabéu y que por primera vez se celebrará en sábado. Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, ha dado su aprobación para que el estadio de Chamartín albergue el partido, pero falta por conocer la opinión oficial de la UEFA al respecto.

En este sentido, el pasado verano ya prohibió la celebración del choque correspondiente al Trofeo Santiago Bernabéu entre Real Madrid y Milan por coincidir en fecha (25 de agosto) con el Atlético-Panathinaikos de Liga de Campeones. El club merengue tuvo que adelantarlo al 24, con el perjuicio de no poder jugar ese día contra el Milan (finalmente lo hizo ante el Rosenborg).

Las circunstancias, en cualquier caso, eran otras, ya que se trataba de una coincidencia en fecha. Pero si clave es la autorización de la UEFA, presidida por Michel Platini, también es necesaria una de la FIFA para poder disputar la final el 26 de mayo. El pasado día 1, la Federación Española acordó presentar una solicitud de aprobación formal a la FIFA, ya que esta fecha se encuentra dentro del plazo de descanso pactado para aquellos futbolistas internacionales que disputarán el Mundial de Sudáfrica.

  • 1