Local

El santuario de Consolación de Utrera recupera sus lamparas de plata

El altar mayor del santuario de Consolación, santo y seña de Utrera, lucirá en pocas fechas más resplandeciente que nunca. Y es que las lámparas que cobijan los imperiosos candelabros que flanquean dicho altar volverán a lucir el color plateado de antaño.

el 16 sep 2009 / 07:35 h.

TAGS:

El altar mayor del santuario de Consolación, santo y seña de Utrera, lucirá en pocas fechas más resplandeciente que nunca. Y es que las reformas iniciadas en el templo con motivo del Año Jubilar y el V Centenario de la llegada de la Virgen de Consolación a la ciudad, que tuvo lugar en 2007, aún no han acabado. Las lámparas que cobijan los imperiosos candelabros que flanquean dicho altar volverán a lucir el color plateado de antaño.

El párroco de Santa María de la Mesa y rector del santuario, Diego Pérez Ojeda, explicó que las actuales lámparas aceiteras, de tamaño medio, "no están deterioradas, pero han perdido el color plateado del metal que las recubre". Por ello, y de cara a la celebración de las próximas fiestas en honor al a patrona de la ciudad, los 32 elementos sostenidos en dos portalámparas de hierro forjado en negro, que flanquean el altar mayor, "recuperarán el brillo de antaño y se utilizará una laca protectora que lo preservará durante mucho más tiempo", señaló el párroco.

Los talleres de orfebrería de Villarreal están siendo los encargados de realizar la restauración de esta parte tan importante y tan característica del templo. Pérez Ojeda ha elegido a dicho taller porque, "visto los resultados en proyectos anteriores, es el que garantiza un mayor cumplimiento de los plazos y la realización de un trabajo mucho más eficiente".

Los trabajos que requieren los candelabros tendrán que estar finalizados "el día 30 de agosto, cuando comienza la novena en honor a la Virgen de Consolación, de forma previa a sus fiestas patronales". Concretamente, se trata de unos elementos que se remontan "a la época de Enrique de la Cuadra, allá por el siglo XIX", comentó el rector del santuario, que señaló que estas lámparas vinieron a sustituir las que existían en el templo hasta la revolución francesa.

El coste de la reforma, para cada uno de estos objetos, es de 83 euros, lo que eleva el presupuesto a una cantidad total de 2.656 euros. Es una inversión que la parroquia realizará "con la ayuda de algunos voluntarios y con la colaboración de los utreranos que deseen ayudar para que este histórico santuario, elemento clave de la localidad, luzca sus mejores galas", señaló el propio Pérez Ojeda. Para ello, se está desarrollando una campaña de recogida de fondos y donativos con los que colaborar en la restauración.

Las personas que así lo deseen pueden realizar una donación dirigiéndose a la sacristía de la iglesia "pedir un sobre y en él depositar su donativo", acercándose a una hucha situada para la ocasión junto al altar mayor del santuario, o ingresando el dinero directamente en el banco. Para esto último "sólo tienen que indicar que el donativo va dirigido a la cartilla de ahorro para la restauración de las lámparas que tiene el santuario en la Caja Rural de Utrera", finalizó Diego Pérez Ojeda, que espera recibir una buena respuesta ciudadana.

  • 1