Local

El SAS facturó a las mutuas 12 millones por siniestralidad

Al gasto sanitario por los trabajadores accidentados hay que sumar el del tratamiento de las enfermedades profesionales. En 2009 se reconocieron 526 casos, si bien los sindicados denuncian que son muy minoritarios porque es difícil probar la relación causa-efecto.

el 28 abr 2010 / 20:11 h.

TAGS:

El Sistema Andaluz de Salud facturó el año pasado 12 millones de euros a las mutuas aseguradoras de empresas en las que se produjeron accidentes laborales cuyas víctimas fueron inicialmente atendidas en el sistema público. Pero no es el único gasto sanitario derivado de la salud laboral (las mutuas rehusaron ofrecer el suyo). Junto a los accidentes, el año pasado se reconocieron 526 enfermedades profesionales que hay que tratar, una cifra que los sindicatos consideran muy minoritaria dada la dificultad de determinar la relación causa-efecto entre el desempeño de un trabajo y el origen de una patología, muchas de las cuales quedan escondidas como contingencias comunes.

De hecho, el número de enfermedades profesionales reconocidas se reduce cada año.

En este sentido, UGT y CCOO reclaman más control del sistema sanitario al respecto, con protocolos de actuación cuando los facultativos sospechen de que una dolencia puede estar vinculada al trabajo del paciente, y que la Medicina del Trabajo forme parte del catálogo de especialistas que ofrece la sanidad pública.

En los 526 casos en los que el año pasado se reconoció la existencia de una enfermedad profesional, la media de la duración de la baja del paciente fue de 73 días, si bien un 8,8% de los casos acabó en la declaración de incapacidad permanente como consecuencia de la misma.

La mayoría de los casos se produjeron en la industria manufacturera (174) y en la construcción (103). Por tipos de enfermedades, las más frecuentes son las provocadas por agentes físicos (342, el 61%); un 12,4% corresponden a enfermedades provocadas por productos químicos, un 10,9% fueron afecciones en la piel causadas por sustancias no incluidas en el resto de grupos; un 8,6% por inhalación de productos también distintos a los englobados en los demás tipos; el 5,7% fueron patologías provocadas por agentes biológicos y un 0,5% (tres casos) por

  • 1