Local

El SAS se coloca en el ‘top ten’ de las patentes registradas

el 18 sep 2012 / 20:59 h.

TAGS:

Investigador en el laboratorio de producción celular Cabimer, en Sevilla.

No hace ni una semana, un grupo de investigadores protestaron en Sevilla aprovechando un importante congreso internacional de bioquímica. Ante cinco premios Nobel gritaron contra los "continuos recortes y agresiones" que está sufriendo el sector científico. En concreto, advirtieron de que el último tijeretazo en los Presupuestos del Estado supone una rebaja del 25% en la partida destinada a I+D+i y alertaron de que lejos de sobrar científicos, el país está a la cola de Europa. España tiene unos 750 investigadores por millón de habitantes, mientras que Alemania tiene 2.000, Francia 1.800 y Finlandia 4.200.

Una semana después, el Gobierno andaluz salió ayer al paso para hacer balance del Plan Estratégico de I+D+i en Salud que ha estado en vigor en el periodo 2006-2010 y que ha logrado movilizar una inversión de 250 millones de euros. Ese plan, ya agotado, será relevado por otro que se aprobará a finales de año o principios del próximo y para el que la consejera de Salud, María Jesús Montero, garantizó un desembolso presupuestario similar al que se ha mantenido en los últimos años. Eso sí, ni dio cifras ni avanzó qué compromiso con el I+D+i se reflejará en el Presupuesto andaluz de 2013, quizás el más complicado de la historia de la comunidad.

"La investigación va a seguir siendo una prioridad. Es un error político incalculable para el futuro que el Gobierno de España vuelva a reducir un 25,5% el presupuesto de investigación del Estado", sostuvo la consejera andaluza. Salud trata de atraer más inversión del sector privado y en este ámbito la industria farmacéutica, asentada fundamentalmente en Cataluña, es la clave, admitió la consejera.

El último plan de I+D+i en Salud que ha estado vigente en Andalucía ha supuesto, según Montero, un avance indiscutible para la comunidad. Ha crecido el número de científicos, sus trabajos y la importancia de sus hallazgos. La consejera de Salud compareció parapetada en cifras para demostrar como Andalucía ha escalado de puestos irrelevantes hasta los primeros del ranking español en esta materia. El Sistema Andaluz de Salud (SAS) figura en el top ten de las organizaciones empresariales e instituciones en cuanto a registros de patentes. Se codea con empresas señeras en I+D+i como Jané, Seat, Lekue o Feribeco. Así el SAS está entre las diez instituciones españolas que más invenciones registra, 275 desde 2006.

Todo esto, apuntó la consejera de Salud al término del Consejo de Gobierno, debería de traducirse en empleo y riqueza. Por eso la gran apuesta es la transferencia tecnológica al tejido productivo. Es decir, que los inventos salgan del laboratorio y se traduzcan en beneficios económicos. La Junta defendió que Andalucía ha ocupado por tercer año consecutivo el primer puesto en la creación de empresas de biotecnología en España.

Desde que en 2006 arrancó el plan estratégico de I+D+i en Salud el número de investigadores andaluces ha pasado de 700 en aquel año a casi 2000 en la actualidad, según datos ofrecidos por la Consejería de Salud.

Andalucía tiene hasta 65.000 metros cuadrados construidos dedicados al I+D y se sitúa en tercer lugar en producción científica en el país, por detrás de Madrid, donde históricamente se han instalado los grandes centros de investigación, y Cataluña, donde se asienta la industria farmacéutica.

Las publicaciones de investigadores andaluces en las revistas más prestigiosas se han duplicado (de 239 a 472) y Andalucía ha sido la que más ha crecido al obtener financiación del Instituto de Salud Carlos III.

  • 1