Local

El sector del taxi pide una subida del 1,4% en sus tarifas para 2014

El Pleno municipal aprobará la revisión al alza del servicio, que se aplica en función del IPC del mes de agosto. Los taxistas hablan de "subida moderada" para no perder clientes.

el 25 sep 2013 / 00:05 h.

TAGS:

Decenas de taxis aguardan en una parada del Centro sin clientes Decenas de taxis aguardan en una parada del Centro sin clientes El taxi subirá sus tarifas un 1,4% en Sevilla. El Consorcio del Instituto del Taxi ha propuesto una revisión de precios al alza partiendo de la misma base que ha aplicado en los últimos años: el Índice de Precios al Consumo (IPC) interanual en la comunidad andaluza. Esta vez, a diferencia de los precios de 2013, no se ha planteado la congelación de las tarifas del aeropuerto para el próximo ejercicio, que se verán, en función de las tarifas, aumentada de 31 a 43 céntimos. El servicio en días laborables de 7.00 a 21.00 horas pasaría a costar 22,20 euros, mientras el horario nocturno se fijaría en 24,75 euros y el de días señalados como Feria o Semana Santa sería de 30,93 euros. La propuesta, que fue aprobada por unanimidad de los miembros en el Consejo de Gobierno del Instituto del Taxi, será sometida a su aprobación en el Pleno municipal de esta semana. En la propuesta, por tanto, se recoge esa subida lineal del 1,4% en todos los conceptos. Eso supone que la bajada de bandera será entre dos y tres céntimos más cara –de 1,33 a 2,02 euros– y el precio por kilómetro recorrido entre uno y dos céntimos en función de las tarifas –de 0,92 euros en el horario más barato a 1,42 en el más elevado–. El precio por hora de espera se establece entre 20,15 y 31,50 euros, mientras que la carrera mínima será de 3,63 euros en la tarifa uno, 4,53 en la dos y 5,67 en la tres. La revisión de estas tarifas ha sido planteada por el propio sector del taxi, representados por la Asociación Hispalense Solidaridad del Taxi y Unión Sevillana del Taxi. El presidente de esta última asociación, Fernando Morales, indicó ayer que “se va a subir lo justo” en un intento de equilibrar las necesidades de los clientes y del sector, que está “soportando un aumento del coste de explotación” que en algunos aspectos, como el gasoleo, “ha sido hasta del 5%”. “Lo que nos gustaría es bajar y así contar con más clientes, pero hemos aplicado una subida moderada”, manifestó Fernando Morales, que es consciente de que tampoco se podía aplicar un aumento desproporcionara que supusiera una pérdida más acuciada del número de clientes del servicio. Aunque se aplica el mismo criterio que en 2013, en las tarifas del próximo año la subida será más moderada. En concreto, es de un punto de diferencia, ya que el incremento de precios urbanos aprobada hace exactamente un año fue del 2,4%. Ya en aquel momento, los taxistas señalaron que podrían haber recurrido al IPC nacional, más elevado, pero que se acogieron al andaluz sabedores “de la difícil situación económica de las familias sevillanas”.

  • 1