Economía

El sector textil se mantiene a flote y factura 11.360 millones euros en 2007

La industria textil española se mantiene a flote tras facturar el año pasado 11.360 millones de euros, en relación con los 11.415 millones de euros de 2006, y registra un "ligero descenso".

el 15 sep 2009 / 00:14 h.

La industria textil española se mantiene a flote tras facturar el año pasado 11.360 millones de euros, en relación con los 11.415 millones de euros de 2006, y registra un "ligero descenso" con el que ya contaban las empresas del sector, según un informe del Centro de Información Textil (CITYC).

Estos datos, divulgados por el Salón Internacional de la Moda de Madrid (SIMM) que se celebra esta semana en Madrid, indican que la producción industrial de este sector volvió a situarse ligeramente por encima de los 11.000 millones de euros, al igual que en los últimos tres años.

Esta cifra supone "un descenso moderado" para el CITYC, al tener en cuenta la coyuntura económica actual y los datos de consumo de las familias españolas el año pasado. Para esta entidad, los datos del año pasado "pueden indicar una ralentización" del proceso de ajuste que ha vivido el sector a causa de la liberalización del comercio exterior.

No obstante, este organismo señala que 2007 ha sido el ejercicio "menos negativo desde el comienzo de la década", aunque la producción y el empleo han experimentado nuevos retrocesos entre el 2 y 5%, respectivamente.

Las exportaciones crecieron un 8,5% el año pasado y alcanzaron los 8.000 millones de euros, por lo que el CITYC considera que la evolución del mercado exterior de textil y confección "estuvo marcada por una demanda mucho más activa".

Tanto las fibras como las manufacturas textiles anotaron un alza en las ventas en el exterior durante el pasado año. De esta manera, las manufacturas de punto y confección fueron los productos que más aumentaron su demanda con un incremento interanual cercano al 11%, más de 4.800 millones. En cuanto a las importaciones de artículos textiles y de confección, estas alcanzaron los 13.500 millones, con aumento del 9,3% respecto al año anterior.

La mayoría de las importaciones correspondieron a las manufacturas de punto y confección, que superaron la barrera de los 10.000 millones de euros, aunque las prendas terminadas registraron la mayoría de las compras españolas al exterior.

Los países asiáticos, especialmente China, fueron los grandes proveedores, y suponen cerca del 40% del total importado. Según el informe del CITYC, la desaceleración del consumo de la economía española el año pasado ha afectado también al comportamiento de las compras de artículos textiles y de confección, que han disminuido.

La moda femenina sigue siendo la locomotora del sector, aunque el CITYC destaca en su informe que "se están apreciando importantes cambios como el aumento del consumo de moda masculina".

Por categorías de productos, el consumo de ropa interior y complementos creció más de un 40% el año pasado en unidades, en términos de valor este porcentaje fue del 4%. En cuanto a las prendas exteriores, su demanda aumentó cerca de un 18% en unidades vendidas, y el mayor gasto correspondió a trajes, conjuntos, pantalones, vestidos y faldas.

  • 1