Economía

El segundo año de crisis deja 800.000 nuevos desempleados

Sevilla cierra 2009 al borde de los 200.000 parados, un 17,9% más que en 2008.

el 05 ene 2010 / 08:12 h.

España quedó al borde de los cuatro millones de parados en 2009.

2009, el segundo año de crisis económica -y en el que se confirmó la recesión- dejó en España 794.640 nuevos parados inscritos en las oficinas del antiguo Inem. Cifra a la que, si se le suma el millón de desempleados que provocó la sangría laboral en 2008, deja un paro registrado que roza los cuatro millones de personas en el país, en concreto, 3.923.603 que buscan un puesto de trabajo, un 25,4% más. Por su parte, la Seguridad Social cerró con 727.473 afiliados menos, hasta un total de 17.803.839.

A pesar de estas cifras, el Gobierno destacó que tanto la subida del paro en diciembre, que aumentó en 54.657 personas (un 1,41%), como la caída de trabajadores en la Seguridad Social se moderaron respecto al mismo mes de 2008, cuando el paro subió en 139.694 personas y el sistema perdió 841.465 afiliados.

El año se despide, por tanto, manteniendo la tónica negativa en destrucción de empleo y con la única lectura positiva de que se aminoró el ritmo de crecimiento del desempleo, según coincidieron en señalar Gobierno y agentes sociales, aunque también advirtieron de que el mercado laboral tardará aún en recuperarse.

Los Servicios Públicos de Empleo registraron 14,02 millones de contratos, un 15,5% menos que en 2008. De ellos, 1.312.414 fueron indefinidos, el 9,36% del total, frente al 90,6% de carácter temporal.

Más cerca, en la provincia de Sevilla, el año 2009 arroja un balance de 30.293 nuevos demandantes en las oficinas de los Servicios Públicos de Empleo (SAE), -a un ritmo de 83 al día- de manera que el total de parados registrados se queda al borde de las 200.000 personas (199.013), un 17,95% más que en 2008, según el Ministerio de Trabajo.

En los últimos doce meses, tan sólo la agricultura y el colectivo sin empleo anterior dieron una tregua al imparable ascenso del paro, ya que en el caso del campo se redujo en un 40% (dejando a 6.835 personas en espera de trabajo) y entre quienes buscaban su primer empleo el descenso fue del 9,5%.

Por el contrario, la construcción fue la cruz de la moneda al anotarse el mayor incremento de parados (un 39,6% y 44.866 desempleados), seguida de los servicios (el 24,5% y 107.478 demandantes) y la industria (donde el desempleo creció un 17,3%, hasta las 20.498 personas).

Pero, en lo que se refiere al mes de diciembre, Sevilla protagonizó el mayor aumento del paro en términos absolutos (en número de desempleados) de todas las provincias españolas, con un incremento en 4.896 demandantes, un 2,52% más en comparación con noviembre.

La comunidad andaluza, por su parte, cerró el año con 851.493 parados, con un alza de 132.115 personas respecto a 2008, es decir un 18,37% más y siete puntos por debajo de la media nacional. En diciembre el paro registrado subió en 2.886 personas sobre el mes anterior, con un aumento del 0,34%.

Además, el gasto en prestaciones por desempleo en España ascendió a 2.740 millones en noviembre -último dato disponible-, lo que supone un aumento del 24,7%. Los beneficiarios -2.939.911- aumentaron un 33,1% y el gasto medio mensual se elevó a 961,4 euros.

El Gobierno estudia reformar las pensiones

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, reconoció ayer que el Gobierno está estudiando introducir reformas en las pensiones, entre ellas las de viudedad, pero negó que vaya a suprimirlas. Según explicó, las modificaciones "no generarán cambios bruscos" sino que será un proceso "moderado, dilatado en el tiempo y permanente" y que afectará a los nuevos pensionistas, no a los actuales.

Señaló que el Ejecutivo es "radicalmente contrario" a la decisión de otros países europeos de suprimir las pensiones de viudedad ante la incorporación de las mujeres al mercado laboral.

Según Granado, ello tendría un "impacto negativo para la equidad por razón de género", por lo que el Ministerio "seguirá manteniendo las pensiones de muerte y supervivencia". No obstante, subrayó que habrá que reformarlas para que se "adapten y correspondan" a las modificaciones de la sociedad "en cuanto a los tipos y formas de convivencia de las familias".

Además, añadió que el día 29 el Consejo de Ministros aprobará las conclusiones de la Comisión de Seguimiento del Pacto de Toledo sobre una modificación en el Sistema de Seguridad Social.

  • 1