martes, 19 marzo 2019
16:28
, última actualización

Alaya envía al Senado el auto de Chaves y Griñán y apela a la colaboración

La Cámara Alta ha solicitado al juzgado de Mercedes Alaya el auto para entregárselo personalmente tras devolverlo hace unas semanas.

el 25 abr 2014 / 12:06 h.

GRINAN_02La juez que investiga el caso de los expedientes de regulación de empleo (ERE) irregulares ha remitido al Senado el auto en el que 'preimputaba' a los expresidentes de la Junta José Antonio Griñán y Manuel Chaves, así como a cinco exconsejeros, todos ellos aforados, después de que la propia Cámara Alta se lo haya solicitado por medio de una llamada telefónica. La secretaria del juzgado de instrucción 6 había dado cuenta de que el 16 de abril una persona "que dice ser Directora de Documentación del Senado" llamó por teléfono solicitando determinados documentos de la causa de los ERE. La funcionaria manifestó a su interlocutora sus dudas de si esa documentación no debía ser reclamada por conducto del Tribunal Supremo, aunque finalmente admitió que lo solicitase "al menos por escrito, vía fax", al juzgado. La comunicación a través del Tribunal Supremo fue la que se vio obligada a utilizar la juez Alaya a principios de abril, cuando intentó notificar a los expresidentes andaluces José Antonio Griñán y Manuel Chaves su preimputación en el caso de los ERE y remitió la comunicación al Congreso de los Diputados dado que ese es su lugar de trabajo. El presidente de la Cámara, Jesús Posadas, rechazó los escritos y exigió que se entregasen a través del conducto reglamentario del Tribunal Supremo. Ahora, la juez Alaya, en una providencia a la que ha tenido acceso Efe, dice que "con el fin de prestar la colaboración necesaria entre los poderes públicos" acuerda remitir al Senado el auto de septiembre pasado por el que notificó su imputación por los ERE a Chaves, Griñán y cinco exconsejeros andaluces. También le remite el recurso del fiscal contra dicha imputación, la resolución de la Audiencia que ordenó motivar mejor la acusación y el segundo auto de imputación, que ya es firme al no haber recurrido ninguna parte. Por ello, la magistrada "hace constar que es el auto definitivo que ordena instruir" a las personas aforadas de su preimputación en el caso de los ERE, concreta el escrito.  

  • 1