Local

El servicio laboral de Cáritas recibe más inmigrantes que españoles

La asociación Cáritas en Dos Hermanas ha ofrecido los datos de 2007 acerca de su Servicio de Orientación Laboral (SOL), que revela el aumento de población inmigrante y sus inquietudes por mejorar su situación de trabajo.

el 14 sep 2009 / 22:40 h.

TAGS:

La asociación Cáritas en Dos Hermanas ha ofrecido los datos de 2007 acerca de su Servicio de Orientación Laboral (SOL), que revela el aumento de población inmigrante y sus inquietudes por mejorar su situación de trabajo, por primera vez, Cáritas ha atendido a más inmigrantes (134) que españoles (118).

Según la responsable del SOL de Cáritas, Mónica Salido, son muchos los factores que hacen que cada vez vengan más inmigrantes a orientarse a la asociación, aunque sobre todo está el aumento de la población foránea en los municipios, que se sitúa por encima de Sevilla capital, debido a los altos alquileres o la dificultad de encontrar viviendas dentro de la ciudad hispalense.

Según Mónica Salido, en 2007 el servicio atendió a 252 personas, a las que dedicaron un total de 799 horas en entrevistas tanto individuales como grupales, lo que supone una media de 72 horas mensuales.

Por nacionalidades, es la primera vez en el SOL que los inmigrantes superan a los españoles en el número de casos tratados, a pesar de que las cifras siguen muy igualadas. Mientras se ha atendido a 134 extranjeros, el 53 %, han sido 118 los expedientes abiertos a residentes, un 47 %.

La presencia de mujeres españolas y extranjeras está muy equiparada, en torno a los 90 casos, mientras que los hombres inmigrantes, 43, son más que los residentes, 28.

Las nacionalidades de los entrevistados suelen ser muy variadas, algo que valora muy positivamente Mónica Salido, ya que evita "que se formen grupos o guetos y así se integran más en la vida del municipio".

La mayoría de los casos tratados en Cáritas proceden de Sudamérica, el Magreb y Europa del Este, predominando los bolivianos (15 %), paraguayos (10%) y rumanos (8%).

Mónica, que tan sólo lleva un año trabajando en Dos Hermanas, asegura que esta es una ciudad muy integradora para los inmigrantes, sobre todo comparada con Castellón (Valencia), donde trabajaba anteriormente. De hecho, asegura que muchos de los inmigrantes han venido de la mano de vecinos que querían ayudarles.

Además, desde Cáritas se asegura que funciona mucho el boca a boca entre los foráneos, lo que le ha dado mucha publicidad a parte de la red de parroquias con la que siempre ha funcionado Caritas. En este sentido, las que más gente remite son las que se ubican en zonas con mayores dificultades, como La Oliva, Divino Salvador, El Rocío o el Ave María.

  • 1