Deportes

El Sevilla, a superar el bajón pese a las bajas

El Sevilla visita esta noche El Molinón con la intención de reencontrarse con la victoria tras dos empates consecutivos.

el 12 dic 2009 / 21:24 h.

Para un equipo normal y discreto del campeonato nacional de Liga la situación que atraviesa el Sevilla sería envidiable. Pero este Sevilla es otra cosa, y afortunadamente tiene aborrecida la discreción. Por eso, esa situación envidiable resulta que en Nervión roza la crisis. Acumula en la Liga el conjunto de Jiménez dos empates consecutivos, en casa y ante equipos inferiores, de los peores de la categoría (Málaga y Valladolid). Para aderezar esa fea coyuntura, la Liga de Campeones, acabada de forma brillante en su fase de grupos, se ha afeado también en sus dos últimos partidos, con la derrota ante el Unirea y la pírrica victoria ante el Rangers. A ello, se le unen la vuelta a los tensionados orígenes de Manolo Jiménez y, sobre todo, la multitud de lesiones que afectan al plantel. Para hoy, las bajas son Luis Fabiano, Squillaci, Escudé, Sergio Sánchez, Duscher, Lolo, Fazio y Acosta, aunque por contra vuelve a la convocatoria tras un mes de ausencia Adriano.
Todo este baturrillo provoca que el Sevilla viaje a Gijón con obligaciones ante un rival poco cómodo para los hispalenses últimamente. Por partes. La obligación del conjunto sevillista es ganar porque es mejor que su rival, porque debe demostrar la tan cacareada calidad y cantidad del plantel ahora que recibe ataques en forma de lesiones y, sobre todo, porque otro tropiezo pondría demasiada tierra de por medio con los equipos que le preceden en la clasificación. El ritmo de la Liga permite algún error puntual. Recurrir al plural es tentar la suerte demasiado.

Luego están el rival y El Molinón, que se ha convertido esta temporada en la mejor baza de un buen Sporting, que ocupa la séptima plaza y que no ha perdido aún en su estadio. Cuatro victorias y dos empates. Pero también Preciado puede entonar el lamento. Para hoy pierde a tres titulares también por lesión, Canella, Bilic y a última hora Morán. Sus bazas, en cualquier caso, son –parece mentira– el ex bético Rivera y unos entonados De las Cuevas y Diego Castro.

Además, la experiencia más cercana la tiene el conjunto andaluz en la campaña pasada, en un partido algo similar en la previa. Acudía con bajas, con Kanouté algo mermado y allí que salió Chevantón titular a El Molinón, y allí que volvió a pifiar. Ahora no es el uruguayo el que tendrá que sacar las castañas del fuego, que en eso sí que ha mejorado el Sevilla, ahora son Negredo y Kanouté los que tienen que virar la falta de eficacia de los últimos partidos. Caso particular es el del madrileño, con tan sólo tres goles esta temporada. Su gafe atañe al Sánchez Pizjuán, porque por ahora sabe marcar a domicilio (Pamplona, Bilbao, Jerez). Ante la ausencia del tótem goleador Luis Fabiano, el equipo necesita de su perdido olfato y acierto, la calidad la tiene.

CANTERA. Al margen de la ausencia de Luis Fabiano, los problemas se han ido acumulando para el Sevilla en la retaguardia. Los centrales titulares, los que con esa condición comenzaron la campaña, Squillaci y Escudé, se quedan en Sevilla, como también se queda Sergio Sánchez –lo de este chico con las gripes y los enfriamientos es de estudio–, por lo que Jiménez tira de Marc Valiente y Cala para completar la lista y el once, porque el canterano del Barcelona tiene todas las papeletas para ser titular. Se lo ganó en Tenerife.Ciertamente las actuaciones de ambos –la de Cala ante el Rangers– dan margen de confianza. Hilando con las dudas la que falta por dilucidar es la de Adriano. Vuelve, pero el mismo técnico ha dejado claro que no sabe si lo utilizará de inicio o conforme avance el partido, en el lateral zurdo, se supone. Por lo demás, Zokora, Renato, Navas y Perotti forman la medular de gala y ellos deben ser el motor que devuelvan la velocidad y el ritmo al Sevilla.

  • 1