martes, 23 abril 2019
17:56
, última actualización
Deportes

El Sevilla, a un paso de ser primero de grupo en Bucarest

El Sevilla buscará mañana ante el Unirea Urziceni rumano certificar su pase a los octavos de final de la Liga de Campeones como líder del grupo H.

el 23 nov 2009 / 21:53 h.

Konko,Javi Varas, Squillaci y Kanouté en el entranamiento

El Sevilla tiene esta noche en su mano una excelente ocasión para certificar su pase a octavos de final de la Liga de Campeones como primero de grupo, todo un éxito, sin duda, viendo las dificultades por las que están atravesando algunos de los grandes favoritos a conseguir el cetro continental.

Lyon, Girondins, Manchester United, Arsenal, Chelsea, Oporto y Sevilla son los únicos que por ahora han logrado amarrar su clasificación.

Es cierto que al equipo de Manolo Jiménez le sonrió la fortuna cuando se sortearon los grupos, pero también lo es que está donde está por méritos propios y sin que nadie le haya regalado nada en el camino.

Sin ir más lejos, hoy se enfrenta al inesperado segundo clasificado del grupo, el modesto y combativo Unirea Urziceni, erigido en uno de los protagonistas de esta edición de la Liga de Campeones merced a sus buenos resultados.Sólo el Sevilla ha conseguido tumbarle hasta el momento y, con cinco puntos, se juega nada menos que estar en la siguiente fase, toda una proeza.

Una victoria esta noche sobre el conjunto nervionense unida a un empate entre Rangers y Stuttgart en suelo escocés le confirmaría como segundo... y hasta como aspirante a terminar primero en la última jornada.

Al Sevilla, en cambio, un empate hoy le permitiría certificar su pase a octavos como primero del Grupo G. No lo va a tener fácil porque el Unirea se ha crecido y, aunque no ha ganado, tampoco sabe lo que es perder un encuentro en el Steaua Stadium, el campo donde disputa sus partidos para poder adaptarse a las exigencias de la UEFA. Ni Stuttgart ni Rangers han podido derrotarle aquí, en Bucarest.

De todos modos, nadie discute el favoritismo con el que llega el equipo de Manolo Jiménez a esta cita. La victoria sobre el Tenerife demuestra su capacidad para superar circunstancias adversas. Tuvo que entrenar los días previos sin sus internacionales y, para colmo, su enfermería se amplió en número de inquilinos, algunos de ellos piezas indiscutibles.

Pese a estos hándicaps, el equipo no sólo dio la cara sino que ganó, lo que le ha permitido acercarse al Barcelona y, con ello, reforzar su autoestima aún más si cabe. La última derrota se remonta al pasado 17 de octubre, en Riazor. Desde entonces, nadie ha tumbado al Sevilla.

Jiménez sigue sin poder contar con futbolistas habituales en sus esquemas como Palop, Adriano y Escudé, que se han quedado recuperándose de sus respectivos problemas físicos. Sí cuenta para en esta ocasión con Dragutinovic y Sergio Sánchez, dos defensas que podrían ser titulares esta noche.

Squillaci, todo un bastión, tuvo que exprimirse el pasado sábado en Tenerife debido a las circunstancias tras haber disputado la repesca con Francia. No tuvo respiro y quizá hoy Jiménez se lo dé, aunque el deseo de certificar cuanto antes el primer puesto del grupo para, así, asegurar el partido de vuelta de octavos de final en el Sánchez Pizjuán podría hacer que también saliera de inicio. Todo dependerá de cómo se encuentre cuando el técnico le pregunte por su condición física.

El once titular también está sujeto a la posibilidad de mostrar más novedades. Por ejemplo, habrá que ver si Perotti sigue ocupando la banda izquierda o si, por el contrario, lo hace Diego Capel, que no jugó en Tenerife. Zokora, otro futbolista que acumula muchos minutos, podría dejar su puesto a Lolo, pero no está claro por ahora quién tomará la manija en la zona ancha. Y arriba, tres hombres para dos puestos: Luis Fabiano, Kanouté y Negredo. ¿Tendrá el madrileño la oportunidad de salir de inicio?

  • 1