Deportes

El Sevilla acabó arrollado por un Real Madrid que se aúpa al liderato

el 06 mar 2010 / 21:37 h.

Sergio Ramos celebra con rabia su gol, el empate a dos.

El Sevilla se convirtió en la enésima víctima del Real Madrid, nuevo líder de la Liga, que sigue contando sus partidos en el Santiago Bernabéu por victorias (trece) y no tuvo piedad de un equipo, el de Manolo Jiménez, que ganaba 0-2 en el minuto 52.

Un tanto en propia meta de Xabi Alonso y otro de Drago en el saque de una falta hicieron pensar que la sorpresa podría saltar, pero sólo en teoría. En la práctica, el equipo de Manuel Pellegrini fue una apisonadora que sufrió algunas lagunas pero que cuando arrancó fue imparable: tres goles, tres tiros al palo e infinidad de ocasiones claras de gol.

El Sevilla lo intentó, pero ayer no pudo culminar su trabajo ante un Real Madrid espectacular, donde Cristiano Ronaldo mareó y bailó a quien le salió al paso.

Todos los focos apuntaban hacia Jesús Navas, protagonista por su espectacular momento y, sobre todo, por ese interés del Real Madrid en ficharle. Era un partido importante para él, en un escenario donde todo el mundo quiere brillar y ante uno de los mejores conjuntos del mundo. Ayer, el palaciego volvió a ser la principal referencia de un Sevilla sin futbolistas como Luis Fabiano, Squillaci o Renato y tuvo que ingeniárselas para sacar un once competitivo ante el equipo más goleador de Europa.

En defensa, Jiménez optó por situar a Konko como lateral diestro –duró 21 minutos, ya que volvió a caer lesionado– y a Stankevicius como central junto a Drago; en el centro del campo, Fazio y Zokora formaron el doble pivote y por delante de ellos, Perotti en el papel de Renato, con Jesús Navas y Diego Capel en bandas y Negredo –flojito ayer– arriba.

Y las cosas comenzaron de la mejor forma posible para el Sevilla. Primero porque el Real Madrid apenas le presionó en el inicio del choque y esto le permitió adelantarse en el marcador.

Fue en una jugada por banda derecha, de Jesús Navas, quien sirvió un balón raso al área cazado por Diego Capel en el otro extremo y que éste volvió a poner en el corazón del área, donde Xabi Alonso, en su intento de defender, acabó metiéndolo en su propia portería. Era el minuto 10 de partido y, con este panorama, parecía que la noche pintaba bien.

Nada más lejos de la realidad.acoso total. El 0-1 despertó al Real Madrid. El equipo de Pellegrini comenzó a presionar de verdad y ahogó al de Jiménez, incapaz ahora de aguantar la pelota en su poder más de unos segundos.

Y así es imposible. Kaká, Marcelo, Sergio Ramos y Cristiano Ronaldo –su exquisita calidad y su movilidad, sobre todo cuando cayó a la derecha– rozaron el empate. Por suerte para el Sevilla, la falta de puntería y la enésima aparición continua de Palop evitaron el gol.

Al acoso del Real Madrid, volcado en el área por completo, se unió la lesión de Konko, cuyo puesto ocupó Adriano, y las cartulinas de sus dos centrales, peligrosas con lo que había enfrente. No quedaba otra que cambiar algo porque el gol era cuestión de tiempo.

Jiménez quitó a Capel en el descanso y sacó a Kanouté, pasando a jugar con dos delanteros natos para tratar de tener más la pelota y dar oxígeno a sus compañeros. Su salida fue providencial. Pidió y aguantó el balón, coincidiendo con la reactivación de las bandas, con Navas y Perotti mucho más participativos.

Y por si faltaba algo, un golpe de fortuna: Drago sacó un lejano libre directo con rosca, el balón botó y Casillas se lo comió (0-2).El gol fue otra vuelta de tuerca al partido. Lejos de afianzar al Sevilla, espoleó y de qué manera al Real Madrid.

A golpe de corazón, los de Pellegrini, con Van der Vaart y Guti en el césped, volvieron a acorralar a los nervionenses y en un suspiro empataron el encuentro. Cristiano, haciendo bueno un balón que Higuaín roba a Negredo, y Sergio Ramos, cabeceando a placer un saque de esquina, dejaron al equipo de Jiménez cariacontecido.

Fue tal el asedio del Madrid que estrelló hasta ¡tres balones! en la madera (dos de Higuaín y uno de Guti). Pero era cuestión de tiempo. Van der Vaart, con el tiempo cumplido, hizo el definitivo 3-2 tras recoger un rechace de Palop, con todos los jugadores del Sevilla rotos viendo cómo su esfuerzo al final resultaba absolutamente en vano.

Ficha técnica:

3 - Real Madrid: Iker Casillas; Sergio Ramos, Garay, Raúl Albiol, Arbeloa (Van der Vaart, m.55); Lass Diarra (Guti, m.55), Xabi Alonso, Marcelo; Kaká (Raúl, m.75), Cristiano Ronaldo e Higuaín.

2 - Sevilla FC: Palop; Konko (Adriano, m.20), Stankevicius, Dragutinovic, Fernando Navarro; Jesús Navas, Fazio, Zokora, Capel (Kanouté, m.46); Perotti; y Negredo (Duscher, m.75).

Goles: 0-1, m.10: Xabi Alonso en propia puerta. 0-2, m.53: Dragutinovic. 1-2, m.Cristiano Ronaldo. 1-2, m.60: Cristiano Ronaldo. 2-2, m.64: Sergio Ramos. 3-2, m.91: Van der Vaart.

Árbitro: Iturralde González (comité vasco) Amonestó a Arbeloa (31), Marcelo (86) y Van der Vaart (91) por el Real Madrid, y a Dragutinovic (13), Stankevicius (26), Capel (44), Fernando Navarro (58) y Kanouté (61) por el Sevilla.

Incidencias: encuentro correspondiente a la 25ª jornada de Primera división, disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante la presencia de 79.000 espectadores. Los dos equipos saltaron al terreno de juego con una bandera de Chile de grandes dimensiones y se guardó un minuto de silencio en memoria de las víctimas del terremoto. El seleccionador argentino Diego Armando Maradona presenció el encuentro en el palco de honor.

  • 1