lunes, 18 febrero 2019
09:04
, última actualización
Deportes

El Sevilla acelera para fichar a un organizador

Antonio Álvarez tiene mimbres para hacer una buena temporada pero entiende que al plantel le falta la guinda.

el 25 jul 2010 / 20:36 h.

Antonio Álvarez, al mando.

La primera fase de la pretemporada ha concluido y es momento de hacer balance. Antonio Álvarez tiene claro que en su plantilla hay mimbres para luchar por una plaza entre los cuatro mejores -codearse con Barça y Real Madrid no aparece como objetivo por el momento- pero también que hay carencias. Así se lo ha transmitido al club, que acelera sus gestiones para fichar a un organizador. La opción Mikel Arteta no ha terminado de concretarse, Luca Cigarini -jugó ayer y marcó con el Nápoles- sigue esperando la llamada definitiva y opciones como la del belga Steven Defour vuelven a salir a la palestra.

Mientras los rectores nervionenses ponen la guinda al plantel -si es que no realizan otra incorporación aparte de la de un organizador- y los mundistas se incorporan, varias son ya las conclusiones que pueden sacarse de los primeros días de trabajo del Sevilla 2010/11:

PALOP ES INTOCABLE. Una temporada más, y ya son muchas, el valenciano, pese al buen hacer de Javi Varas -siempre que se le requiere responde y con mucho acierto-, es indiscutible. Además, la noticia de la ampliación de su contrato le da un espaldarazo ante una campaña llena de ilusiones para todos.

UNA ZAGA SIN ADRIANO. La marcha de Adriano al Barcelona sorprendió por la rapidez con que se cerró. Sin el brasileño, Antonio Álvarez pierde a uno de sus mejores futbolistas y a un comodín capaz de jugar de lateral derecho como izquierdo, así como en ambos flancos del centro del campo. Konko, que parece ir superando su racha de lesiones, debe pelear el puesto a Dabo, futbolista de potencia y buenas maneras al que le falta aclimatación y cierta dosis de confianza. Fernando Navarro, por su parte, será el titular en la izquierda, con Drago en la pelea por el puesto, al igual que el canterano Luna. En el eje de la zaga, Squillaci y Escudé se perfilan como titulares. Pero no hay que olvidar a Cala, otro futbolista versátil llamado a triunfar. Esta temporada puede ser la suya. Tampoco hay que dejar de lado a Fazio, otro jugador valioso si las lesiones le dan tregua.

EN BUSCA DEL DOBLE PIVOTE. El club vuelve a buscar un doble pivote de nivel. Por el momento, ha fichado a Guarente, cuyas buenas maneras han salido a relucir. Pero el técnico recuerda que no es un organizador y quiere uno contrastado. Para ese rol sólo tiene a Renato, que la pasada campaña acabó fundido de tanto jugar; y a Romaric, una incógnita mientras no se demuestre lo contrario. Álvarez quiere calidad, alguien que no ofrezca dudas y llegue para ser titular. Mientras tanto, ha probado ahí a José Carlos. Zokora, medio defensivo, pondrá caro el puesto Guarente.

DOS BANDAS DE LUJO. Tener a futbolistas como Jesús Navas, Perotti o Diego Capel es una garantía, y así lo entiende el técnico, que también ha probado con Alfaro y Acosta en banda derecha. No tiene dudas sobre el rendimiento en estas demarcaciones... salvo que el mercado se mueva y afecte de lleno al Sevilla.

HAY PÓLVORA... y hay que aprovecharla, según el entrenador. Kanouté y Negredo han hecho una buena pretemporada, trabajando desde el primer día y sin sufrir contratiempos. Ambos pisan fuerte. Incluso el chaval Rodri lo hace. Hoy, Luis Fabiano se unirá al grupo. Hasta que el brasileño no renueve no habrá tranquilidad definitiva. Perderle sería un revés importante para el Mariscal.

  • 1