Deportes

El Sevilla afronta el gran reto de la temporada

El Sevilla afronta el partido de ida de los octavos de final ante el CSKA con el objetivo de sacar un buen resultado para la vuelta. Kanouté, recuperado.

el 23 feb 2010 / 12:37 h.

Pocas cosas se le han resistido a este Sevilla en los últimos años. Ha ganado cinco títulos, nacionales y europeos, ha jugado seis finales, ha luchado incluso por la Liga española hasta la última jornada. Pero en esta etapa de mejoría continua, de registros pulverizados, aún pervive un muro histórico, el que no sobrepasa el equipo hispalense desde hace 52 años. Entonces, el conjunto nervionense eliminó al Aarhus danés para colarse por primera y única vez en su historia en los cuartos de final de la Copa de Europa, ahora Liga de Campeones.

Ahora vuelven las sensaciones de estar ante un momento histórico en el Sevilla, como las hubo hace exactamente dos temporadas, cuando el equipo también de Jiménez afrontaba en Estambul el partido de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones. Los elementos son similares. El rival de hoy, el CSKA, es peligroso, como lo era el Fenerbahçe, pero perfectamente batible. Es más, incluso inferior al Sevilla. La ida, en este caso, también es fuera de casa. Hoy el partido se jugará en Moscú, y la vuelta dentro de tres semanas en el Sánchez Pizjuán. Y hoy, como entonces, el equipo parece preparado para dar ese salto, que se ha convertido en uno de los objetivos principales de la temporada.

El Sevilla se enfrenta esta tarde al CSKA de Moscú. Parece una perogrullada, pero no lo es. Sólo se enfrenta al CSKA de Moscú. Ni al frío, que será más que soportable durante el encuentro –las predicciones más fiables sitúan el termómetro sobre los dos grados bajo cero, otras incluso las suben sobre cero– ni a la nieve, que por mucho que haya caído en Moscú no estará presente en el césped. Como elemento extraño también se podría apelar a la superficie, césped artificial. Pero realmente, este terreno de juego de última generación debe ser para un profesional tan fiable como en cualquier otro. Al Manchester United no le ha impedido ganar al mismo CSKA esta misma temporada en el Luzhnikí.

SIN RITMO. Luego está el rival. Un buen rival, que para eso está en los octavos, aunque el de hoy será su primer partido oficial del año –la liga rusa empieza en marzo–. Acabó segundo la primera fase en un grupo con rivales respetables, el citado United, el Wolfsburgo y el Besiktas. Sólo ante los ingleses cayó como local, pues a los alemanes y a los turcos los superó 2-1. En gran parte por la participación determinante de Krasic, internacional serbio que actúa en la banda derecha y que es el segundo máximo goleador de la Liga de Campeones con cuatro tantos. Krasic será hoy una de las mayores preocupaciones de Jiménez, porque la otra gran estrella de este equipo, el joven internacional Dzágoev, es baja más que probable. Entre el resto de contendientes también destaca el portero internacional Akinfeev, de los mejores del continente.

Pero claro, si argumentos tiene el CSKA, argumentos de sobra tiene para responder el Sevilla. El primero, tal y como anda esta campaña, Jesús Navas. El palaciego es, hoy por hoy, capaz de resolver y decidir cualquier partido y mantendrá una bonita pugna con Krasic para medir a dos de los mejores extremos del mundo en estos momentos.

Aunque Jiménez no podrá contar con Luis Fabiano ni con Capel, Kanouté sí está en condiciones, asegura su técnico. Será titular, está por ver si acompañado por Negredo o por Renato. Si el de Arahal gusta, como es habitual, de jugadores experimentados para estas citas, en el resto del equipo estarán Escudé, Drago, Stankevicius, Adriano, Zokora y Romaric. Todo para salir de Moscú vivo e incluso con la eliminatoria encarrilada.

  • 1