lunes, 22 abril 2019
10:11
, última actualización
Deportes

El Sevilla aguanta un pulso a cara de perro

El equipo de Antonio Álvarez hizo buenas las apuestas y se impuso al Atlético de Madrid (3-1), aunque la victoria del Mallorca en San Mamés hace que la distancia respecto a los baleares continúe siendo de dos puntos. 

el 02 may 2010 / 16:33 h.

Negredo mira a Luis Fabiano, lesionado, tras marcar el 3-1. J.M. Cabello

El Sevilla cumplió los pronósticos, venció al Atlético y mantiene intacta su aspiración de lograr una plaza en la Liga de Campeones a tres jornadas para el final. El problema es que el Mallorca no perdona, ganó al Athletic en San Mamés y aprieta aún más las tuercas. El pulso es a cara de perro y el menor error puede ser determinante. Racing, Barcelona y Almería son los tres próximos rivales del equipo de Antonio Álvarez; Real Madrid, Dépor y Espanyol, los del conjunto balear, que mantiene sus dos puntos de ventaja respecto al Sevilla. Ya no hay margen de error. Todo consiste en ganar o, en caso contrario, prácticamente despedirse.

A estas alturas, y si no hay primas por medio, los pronósticos casi siempre se cumplen. Nadie apostaba por un triunfo del Atlético... y nadie se equivocó. El Sevilla puso más argumentos para ganar y lo consiguió, sencillamente. Además, lo hizo por la vía rápida, marchándose al descanso con un 3-1 a su favor y dando una patada en el trasero de la utopía. Porque utopía era que los colchoneros apostasen firmemente por ganar este partido -cuando no les interesa que Sevilla se despida de la Champions- y que, teniendo dos finales por delante en apenas unos días se dejase el alma. Por eso, el 3-1 puso fin a la historia del partido. La segunda parte sobró por completo. Eso sí, antes del pitido final, cuatro goles y dos lesiones dibujaron una primera parte en la que quedó claro quién se la jugaba y quién no. Luis Fabiano marcó a los cuatro minutos tras recoger un balón en el segundo palo, Tiago empató poco después en una jugada de estrategia y Negredo firmó el primero de sus dos goles de penalti cuando sólo se habían disputado doce minutos. El segundo llegaría en el 39, justo antes de que el brasileño se lesionase y pusiera en vilo a todos. Por suerte, todo queda en un susto, aunque no jugará en Santander.

Los penaltis, el primero sobre Adriano y el segundo sobre Konko, dejaron visto para sentencia el partido. Negredo, tan valiente y firme en sus lanzamientos como desafinado en otros lances, no perdonó. El conjunto de Quique Sánchez Flores, con Agüero en el once inicial pero sin Forlán y, sobre todo, sin la mentalización necesaria para ganar, se limitó a ser un quiero y no puedo.

PAGANDO UN PEAJE. El deslucido esbozo de final de Copa sirvió para que Álvarez recuperase efectivos. Fazio dio un buen nivel en el eje de la zaga; Konko aportó cositas y Acosta vio la luz, aunque sólo durante 31 minutos, ya que volvió a lesionarse y acabó hundido. Fue el tercer cambio por lesión del Sevilla. Luis Fabiano y Fernando Navarro se habían ido antes. Pero ni los contratiempos fueron impedimento para ganar.

Ficha técnica

 3 - Sevilla FC: Palop; Konko, Fazio, Escudé, Fernando Navarro (Perotti, m.33); Jesús Navas, Zokora, Renato, Adriano; Luis Fabiano (Acosta, m.42) (Lolo, m.73) y Negredo.

1 - Atlético de Madrid: De Gea; Valera, Perea, Domínguez, Leandro Cabrera; Jurado, Tiago, Camacho, Reyes (Simao, m.75); Agüero (Ibrahima, m.81) y Salvio.

Goles: 1-0, M.5: Luis Fabiano. 1-1, M.7: Tiago. 2-1, M.12: Negredo, de penalti. 3-1, M.39: Negredo, de penalti.

Árbitro: Alfonso Pérez Burrull (Comité Cántabro). Amonestó a los visitantes Agüero (m.12), Perea (m.37), Salvio (m.58) y Leandro Cabrera (m.89) y a los locales Fernando Navarro (m.32) y Konko (m.82).

Incidencias: Partido disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante unos cuarenta mil espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones. Antes del encuentro hizo el saque de honor el ex delantero internacional croata del Sevilla Davor Suker.   

 

  • 1