Deportes

El Sevilla, ante el más difícil todavía: ganar al Barcelona en casa en partido de Liga

Las últimas cinco visitas se han saldado con victoria azulgrana; la última de ellas, un contundente 4-0. Pese a todo, el equipo de Jiménez llega dispuesto a sorprender.

 

el 15 ene 2010 / 15:22 h.

Sevilla y Barcelona vuelven a verse las caras por tercera vez en menos de dos semanas y con los recoldos de la eliminación azulgrana de la Copa del Rey aún sin apagar. Esta vez, lo hacen en Liga y en el Camp Nou, donde el equipo de Manolo Jiménez afronta la difícil tarea de recuperar puntos para no descolgarse de los puestos altos. Quinto clasificado, está a trece del líder, a once del Real Madrid, a cinco del Valencia y a uno del Deportivo, con el Mallorca firmando su mismo bagaje (30) y Getafe y Athletic detrás a sólo tres de distancia. Por todo ello, y más vale sumar puntos para no ceder terreno peligrosamente.

La gran incógnita es saber qué Sevilla se verá: el que fue capaz de desesperar, plagado de bajas, al todopoderoso Barcelona y apearle de la Copa del Rey o el que cayó con una fragilidad pasmosa de manera sucesiva ante Getafe, Atlético de Madrid y Racing de Santander. Una cuarta derrota consecutiva significaría igualar la peor racha de la era Jiménez en Liga, y lo cierto es que, dado el rival que hay enfrente, no es fácil evitarlo. Pero hay que quedarse con lo último, y eso no es otra cosa que ese Sevilla que supo aguntar el chaparrón y que incluso tuvo ocasiones -sólo el colegiado lo impidió- de hacer goles al equipo de Guardiola.

EL DESGASTE INQUIETA. La gran preocupación de Jiménez en estos momentos es el cansancio. El desgaste realizado el pasado miércoles en el Sánchez Pizjuán fue enorme y los mimbres con que cuenta para este nuevo choque son los justos. Perotti, aquejado de problemas musculares, vuelve a causar baja en la convocatoria, de 19 futbolistas y en la que están los chavales del filial Cala, Marc Valiente y José Carlos. Según el técnico, no ha lugar a las rotaciones pensando en el partido del próximo miércoles contra el Deportivo. Si alguien no juega, será porque no está en condiciones, dice Jiménez. Pese a ello, habrá que esperar a conocer su once inicial.

Para el Sevilla, este tercer duelo contra el Barcelona viene a resumirse en un más difícil todavía si cabe: se disputa en suelo azulgrana, no hay nuevos efectivos disponibles -incluso se ha caído Perotti respecto al partido del pasado día 5- y las ganas de revancha de Guardiola y sus hombres son enormes. Además, el Barcelona saldrá al Camp Nou conociendo el resultado del partido que el Real Madrid, su gran rival en la lucha por el título, cosecha en San Mamés frente al Athletic. Una derrota merengue podría hacer que la distancia aumentase hasta los cinco puntos si los azulgrana vencen al Sevilla. Toda una motivación añadida.

STANKEVICIUS, A LA ESPERA. El posible debut de Marius Stankevicius es uno de los numerosos alicientes que tiene el encuentro. Único refuerzo del plantel en el mercado de invierno, el zaguero lituano gana enteros para ser de la partida, aunque su polivalencia hace que su demarcación sobre el césped quede a expensas del técnico. También habrá que ver cuál es el puesto que asigna al brasileño Adriano, que acabó extenuado el pasado miércoles pero se antoja como una de las principales bazas para crear problemas al Barcelona. Viendo el buen momento de Diego Capel, su puesto podría ser el de lateral izquierdo. Pero Jiménez no lo decidirá hasta hoy mismo.

Para el de Arahal, todo pasa por dar un excelente nivel defensivo en el Camp Nou. Para ello, no le queda otra que exprimir a Drago y Escudé y reforzar la línea de atrás con un centro del campo que, como se vio el pasado miércoles, arrope. En este sentido, el cansancio, así como el partido de Copa, competición que se ha convertido en prioritaria, hará que se decante por un futbolista u otro. La presencia en la lista del polivalente Marc Valiente puede permitirle tener minutos, aunque habrá que esperar a conocer la relación definitiva de 18 futbolistas. No está la Liga para dejar escapar puntos y aunque sea difícil esta noche, urge sumarlos.

  • 1