Deportes

El Sevilla asegura la tercera plaza y jugará la Champions

El Sevilla ganó por 1-0 al Deportivo de La Coruña, resultado con el que asegura la tercera plaza de la clasificación y jugará la Liga de Campeones.

el 16 sep 2009 / 03:13 h.

Un gol del argentino Diego Perotti con el tiempo cumplido le asegura la tercera plaza al Sevilla y disputar de forma directa la Liga de Campeones, en un partido intenso ante un Deportivo que aún aspira a entrar en puestos de la Copa de la UEFA.

El conjunto andaluz sufrió hasta el final por lograr el triunfo, pues los resultados en Villarreal y Bilbao hacían que tuviera que jugarse la tercera plaza en la última jornada si no ganaba.

Había mucho en juego, porque el equipo visitante también quería los tres puntos para seguir en la lucha europea, ya que incluso aspiraba aún a la cuarta plaza, la que ya no puede conseguir tras el 1-0.

Esa circunstancia se notó desde el inicio con dos formaciones que impusieron un fuerte ritmo al choque y que salieron con claras ideas de buscar las porterías adversarias.

La precipitación de los del técnico Manolo Jiménez en su afán de abrir pronto el marcador fue en su contra, pues el Depor recuperó mucho el balón en el centro del campo, con la labor de Sergio González y Juan Rodríguez, y el delantero Rodolfo Bodipo se movió bien entre los centrales franceses sevillistas, Julien Escudé y Sebastien Squillaci.

El equipo de Miguel Ángel Lotina se mostró siempre ordenado y con una defensa muy atenta, pero conforme avanzó el partido tuvo que sufrir los zarpazos del rival con las incursiones por la banda de Jesús Navas y las ganas y calidad del brasileño Luis Fabiano y del malí Frederic Kanouté.

Pese a todo, el dominio territorial de los sevillistas se encontró con un equipo coruñés que no perdió la compostura y que complicó mucho que los hispalenses abrieran el marcador. Con el empate inicial se fueron los jugadores al descanso.

En la segunda parte se mantuvieron las ganas del Sevilla, pero el Deportivo, a la contra, creó incertidumbre en las gradas porque la formación gallega se acercó con peligro y, unido a algunas indecisiones de la zaga local, dejó el resultado abierto.

La salida de Perotti al campo en lugar de Diego Capel pareció que le dio algo de más movilidad al ataque sevillista, que gozó de ocasiones para poner el 1-0, pero las actuaciones del meta Daniel Aranzubía a remates del argentino Aldo Duscher y de Luis Fabiano lo impidieron.

El asedio del Sevilla fue en aumento conforme avanzó el partido ante un adversario que pasó por sus peores momentos en el intento de que, al menos, se mantuviera el empate.

El Depor supo campear el temporal y, ya con el partido roto, también aprovecharse de lo adelantado de las líneas locales para equilibrar el encuentro, pero fue Perotti sobre el tiempo reglamentario el que puso el 1-0 ante el delirio de la afición.

  • 1