Deportes

El Sevilla cae sin merecerlo y sin justicia

Un gol de Falcao precedido de mano clarísima de Mario frena a los de Emery.

el 21 abr 2013 / 23:01 h.

  sevilla-atletico-mad-14 Falcao, en el momento de anotar el gol de la victoria del Atlético (Marcamedia) El Sevilla puso fin a su racha de victorias en el Sánchez-Pizjuán. Lo hizo ante el Atlético de Madrid, su bestia negra esta temporada, que aprovechó un grave error del ficha3colegiado para marcar en su segunda ocasión clara de todo el partido. Falcao enganchó bajo palos un remate de Raúl García precedido de mano clarísima de Mario no señalada (minuto 76). Fue la guinda a otro mal arbitraje que benefició al Sevilla al permitir que Botía continuase en el campo cuando debió ver su segunda cartulina pero que, sobre todo, perjudicó a los nervionenses. Diego Costa debió ser expulsado por su inagotable fuente de recursos –admirada por muchos– que unas veces roza lo antideportivo y otras, lo supera. En esta ocasión, fue lo segundo, tirándose al suelo continuamente e incluso simulando agresiones. Al final, el brasileño vio una amarilla que le supo a roja –le impedirá jugar contra el Real Madrid– y terminó siendo sustituido. El problema para el Sevilla fue que, a la hora de la verdad, el colegiado –González González, en este caso– volvió a jugársela al no castigar la mano de Mario cuando el partido iba camino del 0-0. Para colmo, Courtois y el larguero privaron del gol a los nervionenses en los últimos minutos. La oportunidad de alcanzar el octavo puesto pasó de largo. A día de hoy, éste otorga una plaza de competición continental, pero sigue estando a trespuntos... con una jornada menos por delante. No ha cambiado mucho el panorama: ganar vuelve a ser difícil y los arbitrajes lo complican. Pero quién sabe si la indignación pública –esto es nuevo– de Unai Emery y Monchi tras el partido puede servir de algo; al menos, para que nadie incline la balanza. Hasta que Falcao apareció en la recta final del choque y vio cómo la mano de Mario quedaba sin castigo, el Sevilla tuvo tantas o más opciones que el Atlético de llevarse los tres puntos. Emery abrió la partida de ajedrez con un sistema nuevo. Sin los sancionados Fazio y Gary Medel, situó una línea de tres en defensa formada por Cala, Botía y Fernando Navarro, con otra de cuatro hombres por delante de ella en la que Coke y Alberto Moreno ejercieron de carrileros, Rakitic se incrustaba en la misma retrasando su posición habitual para ubicarse junto a Kondogbia –fue a más– y, arriba, Jesús Navas, Reyes –poco incisivo– y Negredo llevaron el peso del juego de ataque. Dominando hasta el final pero sin gol. El Sevilla tuvo la iniciativa siempre; el Atlético, sin Arda Turan ni Tiago pero con toda su artillería, le cedió la pelota y se replegó esperando el error para salir al contragolpe. Todo ello en medio de un sinfín de faltas, de continuas interrupciones y de las dificultades que se encontró el conjunto nervionense para romper la tela de araña tejida por Simeone. Un disparo alto de Mario, otro de Negredo y uno de Reyes constituyeron todo el bagaje ofensivo hasta el descanso, aunque la segunda parte arrancó sin tregua. Coke cabeceó un centro y Courtois evitó bajo palos el gol. Fue el inicio del recital del portero. Costa, desesperado y sobre el césped gracias a la permisividad arbitral, fue sustituido, Maduro entró por Botía –se jugó la expulsión poco antes– y Falcao hizo el 0-1. Negredo, con un cabezazo que Courtois saca in extremis y otro al lateral de la red de forma increíble, tuvo el empate. También Rakitic, pero su lanzamiento de falta lo repelió el travesaño tras tocar Courtois. Era imposible.

  • Video resumen del partido en alta definición
  • Las estadísticas más completas del Sevilla FC - At. Madrid
  • Las mejores fotos del partido
  • estadísticass

  • 1