sábado, 17 noviembre 2018
18:10
, última actualización
Local

El Sevilla cerró su peor temporada bajo el mandato de Del Nido

el 14 may 2012 / 12:22 h.

TAGS:

El Sevilla FC ha cerrado la peor temporada desde que José María del Nido es su presidente, ya que no se ha clasificado para ninguna competición europea, algo que sí había hecho de forma continuada en las ocho campañas anteriores.

El equipo hispalense, en los últimas ocho ejercicios, era el único español, junto al Real Madrid y al FC Barcelona, que siempre se había clasificado para disputar un torneo europeo, lo que para la próxima quedó descartado a falta de una jornada para la conclusión de la Liga, en la que finalmente, tras empatar (1-1) en Cornellá ante el Espanyol, se ha situado noveno con cincuenta puntos.

Se confeccionó una plantilla con Marcelino García Toral como entrenador con el objetivo de situarse entre los cuatro primeros y con ello disputar la Liga de Campeones después de que en el ejercicio anterior Gregorio Manzano condujera al equipo al quinto puesto.

Los de Marcelino jugaron en los inicios de la temporada la eliminatoria previa a la fase de grupos de la Liga Europa, pero el Hannover 96 lo superó al ganar 2-1 en Alemania y empatar después en el Sánchez Pizjuán a un tanto.

Empezaron con mal pie los sevillistas, que a las primeras de cambio, algo inusual en los últimos años, se quedaron apeados de una competición europea cuando aún estaban en el recuerdo más reciente la consecución de dos títulos de campeón de la Copa de la UEFA (hoy Liga Europa) y otro de campeón de la Supercopa de Europa.

Tampoco fue la historia mejor en la Copa del Rey, donde la formación andaluza tiene también recientes dos títulos de campeón pero en esta ocasión, tras superar a un Segunda B como el San Roque de Lepe, no fue capaz después de eliminar al Valencia, que pasó a la siguiente ronda por el valor doble de los goles tras ganar 1-0 en Mestalla y perder 2-1 en Sevilla.

A mediados de enero, el equipo hispalense ya estaba fuera de Europa y de la Copa del Rey, con lo que el proyecto de Marcelino se tambaleaba de forma preocupante, pues en la Liga tampoco se cumplían las expectativas y el equipo deambulaba alejado de los puestos 'Champions'.

El consejo de administración decidió a principios de febrero destituir al técnico asturiano y contratar para que concluyera el ejercicio a José Miguel González 'Míchel'.

Pareció que el equipo cogería un nuevo rumbo con el técnico madrileño e incluso salieron las cuentas con tres victorias consecutivas -Racing, Granada, Mallorca-, pero decepcionantes derrotas, como en Getafe (5-1) o en el derbi ante el Betis (1-2), dejaron al equipo y a la afición muy tocados.

Pendientes ahora de si los dirigentes confiarán a Míchel el nuevo proyecto, éste pasa por la transformación profunda de una plantilla en la que han decepcionado jugadores como el central bosnio Emir Spahic, el lateral Jorge Andújar 'Coke', el centrocampista croata Iván Rakitic o el retorno del delantero José Antonio Reyes, además de haberla pasado prácticamente inédita por las lesiones el extremo argentino Diego Perotti.

En el apartado positivo queda el gran final de temporada que ha efectuado el campeón de mundo Jesús Navas, los catorce goles con los que ha acabado Álvaro Negredo en la Liga o el buen hacer del centrocampista chileno Gary Medel, básico en el esquema sevillista.

Capítulo especial es el de la despedida, tras siete temporadas, del veterano delantero malí Frederic Kanouté, quien cumple en junio contrato y deja el club con el cariño de todos y entrando en la historia gracias a sus 136 goles en partidos oficiales y los seis títulos que ha acumulado para los hispalenses en este período.

  • 1