Deportes

El Sevilla de Luis Alberto se prueba en Getafe

El conjunto nervionense viaja a la localidad madrileña con el canterano en la lista y con opciones de titularidad.

el 15 abr 2011 / 19:12 h.

La Liga está ya a unas alturas en las que cada equipo se debate entre la trascendencia y la intrascendencia, entre la realidad y los sueños, entre la ilusión y el agobio. El Sevilla ha ido navegando toda la temporada entre las dos aguas sin saber muy bien cuál acabaría siendo su orientación. Ha oscilado como una veleta y no ha parado fijo ni un momento. Demasiado movimiento. Por eso se planta en Getafe a siete jornadas del final sin saber muy bien si el encuentro es de los importantes de verdad o de esos que pasan sin pena ni gloria, de esos rebajados un escalón por las vísperas de la Semana Santa, por las ausencias de los jugadores y por la desazón heredada del empate insuficiente para la Liga de Campeones en Mallorca.

Suerte que ha aparecido Luis Alberto para rescatar esta semana de la inopia y este partido del montón que engrosan el paquete ‘para olvidar’ del equipo nervionense esta temporada. El canterano se ha convertido en el protagonista del encuentro sin quererlo. Hoy puede debutar en la Liga por fin con el Sevilla. Para muchos podría haberlo hecho antes, para otros es el momento ideal. Lo cierto es que su aparición se debe a las numerosas bajas con las que cuenta Gregorio Manzano, que de una tacada se ha quedado sin bandas –Jesús Navas está lesionado y Perotti, sancionado– y sin Kanouté, el jugador sin el que el Sevilla no saber ganar partidos en el torneo de la regularidad. Ante tantos contratiempos qué menos que darle la alternativa a la estrella del Sevilla Atlético, uno de los responsables de la gran campaña del filial.

Está por ver si Manzano confía en él desde el inicio, si le da la oportunidad durante el encuentro y si varía el sistema, como dejó entrever ayer en su comparecencia pública. Las variantes que sopesa el de Bailén son la de utilizar carrileros, como en el encuentro ante el Villarreal, y arropar más el centro del campo con Medel, Rakitic y el mismo Luis Alberto, con Rodri y Negredo en ataque. Luego puede utilizar la versión convencional, un 4-4-2 con Rodri y Negredo o con el de San José del Valle de enganche y el delantero madrileño en punta.Lo cierto es que algo tendrá que inventar, porque el habitual juego sevillista se basa en unos pilares en los que no se podrá sustentar en el Alfonso Pérez.

Pero con bajas o sin bajas, con o sin Kanouté o sin Navas, el Sevilla no se puede permitir otro tropiezo. No se lo puede permitir, claro, si su objetivo es la Liga de Campeones. Porque el Villarreal juega en casa ante el Zaragoza y una distancia superior a los ocho puntos antes de visitar el Sánchez Pizjuán sería definitiva. Pero si hablamos de la Liga Liga Europa la cosa es distinta. Hasta un empate, en un determinado caso, podría ser positivo, en función de la jornada.

La crisis del Getafe. El Sevilla está mermado, sin duda, pero el Getafe está en barrena. No ha ganado ni un solo partido en las últimas nueve jornadas –cinco derrotas, cuatro empates–, acumula tres derrotas consecutivas y ha descendido en la clasificación de forma alarmante. De luchar por Europa ha pasado a ver peligrar la salvación. Míchel quiere que su equipo reaccione y el club ha dado facilidades a sus aficionados para crear un ambiente propicio.

  • 1