Deportes

El Sevilla empata pero se clasifica para octavos

el 04 nov 2009 / 21:44 h.

Los jugadores del Stuttgart, Roberto Hilbert y Aleksandr Hleb, luchan un balón con el centrocampista marfileño del Sevilla Romaric.

El Sevilla certificó ayer su pase a los octavos de final de la Liga de Campeones, que se disputarán en febrero, merced a su empate ante el Stuttgart y a la igualada del Unirea y el Rangers. Aún no puede presumir de hacerlo como primero, pero con una victoria ante el conjunto escocés el 24 de noviembre bastará. La clasificación, con todo, se firmó con menos brillantez de lo esperado, en un partido que pudo encarrilar fácilmente en la primera mitad pero que dejó ir de forma inexplicable al verse netamente superior a su rival. La relajación sevillista, una vez logrado el primer gol, fue evidente. Pudo acabar lamentando la derrota el equipo hispalense, porque a la suficiencia con la que afrontó la segunda parte se unió la lesión de Duscher –con todos los cambios realizados–, que dejó al Sevilla con diez los últimos 15 minutos.

Previendo quizás lo que acabó ocurriendo, el de Arahal prefirió inyectar nuevos aires a su equipo con las rotaciones. Sorprendió dando la alternativa a los marfileños Koné y Romaric. El primero anduvo enchufado, que no acertado, hasta que tuvo que abandonar el campo a la media hora por lesión (lo suplió Negredo). El segundo evidenció que no está al nivel mínimo exigible para jugar en este equipo.Con todo, el inicio, pausado, no fue malo. Tuvieron sus llegadas los nervionenses y alguna clara oportunidad (Koné, m. 5). Sin el ritmo de otros partidos, pero con la calidad de Navas y Luis Fabiano en el campo, todo es posible. Además, Capel llevó peligro por su banda y puso en evidencia a Boulahrouz. Con eso, y con la seguridad en defensa que otorgaron, un día más, Squillaci y Escudé el equipo sevillista sacó adelante una primera mitad cómoda, porque además se adelantó pronto en el marcador en una genial combinación de los referidos Luis Fabiano y Navas, que haciendo gala, por fin, de frialdad ante la puerta contraria batió a Lehman y adelantó a su equipo.

Apenas habían discurrido 15 minutos del encuentro y los nervionenses parecían estar en los últimos minutos. Se sentían superiores, y eso se plasmó en el juego de centro del campo, a excepción de Navas, en adelante.

Con alguna ocasión de Negredo, prácticamente la última clara del Sevilla en el partido, se llegó al descanso, que vino a confirmar lo que se barruntaba. La relajación total del equipo ante la probable clasificación. Se vio sobrado el Sevilla, y lo pagó.

El primero que se dio cuenta de la cambiante situación fue Markus Babbel, que dio un cariz netamente ofensivo a su equipo sacando al terreno de juego a Rudy, Celozzi y más tarde a Schieber. Con todo, donde realmente desniveló el encuentro el conjunto alemán fue en el centro del campo. El crecimiento de Kuzmanovic y Hleb y el descenso físico de Romaric dejaron la manija del choque a los teutones, que tuvieron varias ocasiones para empatar –Rudy (52’), Kuzmanovic y Poregbnyak (al larguero en el 54’)– al comienzo de la segunda parte. Del Sevilla en ataque, pocas noticias, sólo cuando Navas se echaba al equipo a la espalda.

Con la entrada de Duscher por Romaric pareció paliar el problema Jiménez, pero el argentino se lesionó a los diez minutos y, con los tres cambios hechos, dejó a su equipo en inferioridad. Sufrió entonces el Sevilla, que vio cómo llegó el empate en un golazo de Kuzmanovic (78’) e incluso temió por la derrota. Un poco de sufrimiento que, al menos, sirve para valorar el logro del Sevilla, que ya está metido en los octavos de final faltando aún dos jornadas para el final de la liguilla.

- Ficha técnica:

1 - Sevilla FC: Javi Varas; Konko, Squillaci, Escudé, Fernando Navarro; Jesús Navas, Zokora, Romaric (Duscher, m.62), Diego Capel (Perotti, m.57); Luis Fabiano y Koné (Negredo, m.30).

1 - VfB Stuttgart: Lehmann; Boulahrouz (Celozzi, m.46), Tasci, Delpierre, Boka; Kuzmanovic, Hitzlsperger (Schieber, m.64), Hilbert (Rudy, m.46), Hleb, Elson; y Pogrebnyak.

Goles: 1-0, M.14: Jesús Navas. 1-1, M.78: Kuzmanovic.

Árbitro: Martin Atkinson (Inglaterra). Amonestó a los visitantes Elson (m.12), Hilbert (m.45) y Boka (m.49).

Incidencias: Partido de la cuarta jornada en el Grupo G de la Liga de Campeones. Disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante cerca de cuarenta mil espectadores, entre ellos cerca de un millar de seguidores del equipo alemán. Terreno de juego en buenas condiciones.

  • 1