Deportes

El Sevilla es favorito en la semifinal, pero sólo ha superado una vez a los vascos

El gol de Squillaci metió al Sevilla en su decimoquinta semifinal de la Copa de España a lo largo de su historia. De entre todas ellas, el conjunto nervionense se ha visto las caras con el Athletic en siete ocasiones, con un balance poco alentador, seis eliminaciones y un triunfo.

el 15 sep 2009 / 21:56 h.

El gol de Squillaci metió al Sevilla en su decimoquinta semifinal de la Copa de España a lo largo de su historia. De entre todas ellas, el conjunto nervionense se ha visto las caras con el Athletic en siete ocasiones, con un balance poco alentador, seis eliminaciones y un triunfo.

El antecedente al que han de atenerse, sin duda, Manolo Jiménez y su plantilla data de poco más de 60 años. Fue en 1948 cuando el equipo nervionense remontó en Nervión, con goles de Arza y Campos, un 2-1 en la ida en Bilbao y logró el pase a los cuartos de final. Aquel camino, por cierto, lo llevaría a la final y al título de Copa, logrado ante el Celta de Vigo. Es decir, que la única vez que el Sevilla ha dejado en la cuneta al Athletic ha acabado alzando la Copa de campeón. Un buen ejemplo a seguir y repetir.

En cualquier caso, el balance total en los enfrentamientos entre el equipo hispalense y el vasco resulta abrumadoramente favorable a los leones. Siete han sido las veces que se han emparejado y seis los triunfos del Athletic, por uno, el referido, del Sevilla. El primero y más curioso es el de 1921, en la Copa Alfonso XIII, único precedente en semifinales además. El conjunto sevillista ganó tanto en la capital vizcaína (2-4) y empató en casa firmando su pase, aunque luego fue descalificado por alineación indebida.

También vivieron otro duelo en la Copa de la República ambos conjuntos y también resultaron vencedores los vascos. Fue en octavos y la eliminatoria no tuvo color (1-2 y 5-1). Luego hubo que esperar hasta 1948 y luego hasta 1955, la más dolorosa de las derrotas, en la final, ni más ni menos, que decantó un tanto de Uribe. También el la Copa del Generalísimo se vieron en 1973, en cuartos, pero de nuevo el enfrentamiento fue claramente favorable a los bilbaínos (0-0 en Sevilla y 5-2 en San Mamés).

Aquellos cinco goles recibidos por el Sevilla se volvieron a repetir en la edición de 1977 -ya Copa del Rey-, otra vez en cuartos de final. Salió el equipo blanquirrojo con un 5-0 en contra de la ida que hizo imposible la remontada (3-1). Y también en el Botxo decidió el Athletic en el que hasta la fecha ha sido el último enfrentamiento entre ambos, en 1980, en la cuarta ronda previa (2-1 en la ida y 2-0 en la vuelta).

Porque realmente Bilbao no es una plaza que se le dé bien al Sevilla en la Copa. Sólo una victoria (en 1921), cinco derrotas, 21 goles en contra y sólo ocho a favor. Eso sí, ningún empate y ningún encuentro sin goles.

  • 1