Deportes

El Sevilla es una alternativa al título con todas las de la ley

Una exhibición de argumentos propios y de ambición han situado al Sevilla entre los más firmes candidatos al título a día de hoy. El Real Madrid puede dar fe de ello.

el 04 oct 2009 / 22:24 h.

Navas y Perotti celebran el gol del palaciego que abría el marcador.

El Sevilla ha dejado muy claro que hay que contar con él en la lucha por el título. Su victoria sobre el Real Madrid, fundamentalmente por la superioridad que mostró, hasta el punto de que pudo golear al equipo de Pellegrini, es la mejor forma de reivindicar un sitio junto a los elegidos.

Nadie pierde el respeto al Barcelona, que se lo ha ganado y gana día a día; tampoco al Real Madrid, que llegaba invicto tanto en Liga como en Champions. Pero sería injusto situar al Sevilla, a este Sevilla, fuera de la lucha por el título a día de hoy. Ganó 2-1 al equipo de Kaká, Benzema, Raúl, Xabi Alonso y compañía, que, sin Cristiano Ronaldo, se pudo llevar un saco de goles. Como suena. Sólo Iker Casillas lo impidió. Su actuación mantuvo al Real Madrid con opciones hasta el último suspiro, pero al final el fútbol hizo justicia y sonrió al Sevilla.

Simplemente con ver lo que fue capaz de hacer en la primera parte, avasallando a todo un Real Madrid, merece atribuir al equipo de Jiménez la consideración de aspirante a todo mientras la Liga no diga lo contrario. Se fue con ventaja al descanso gracias a un gol de Jesús Navas, guinda de una bella jugada entre Perotti y Fernando Navarro, pero lo llamativo no fue eso, situar al equipo de Pellegrini por detrás en el marcador, sino la forma en que lo hizo. Con un ritmo altísimo y una presión encomiable, el Sevilla contrajo méritos más que de sobra para irse al decanso ganando con claridad. Sólo la mala puntería de Luis Fabiano y el ángel y la calidad de Casillas lo impidieron. Suyas fueron la pelota, la iniciativa, las mejores jugadas... El Madrid, mientras, sin Cristiano, su goleador, se encomendaba a la calidad de Kaká y los cambios tácticos de Pellegrini para sobrevivir al huracán.

Ni siquiera un revés en forma de lesión hizo mella en el equipo de Jiménez. Squillaci dejó pronto su puesto (22') y Konko, con Escudé en el banquillo, se situó de central. Y no desentonó. Ni siquiera cuando Kaká dejó la banda y pasó al centro. Junto a él estaba Drago, titular ayer, y enorme. La solvencia atrás, el empuje de un omnipresente Zokora y el desborde de Jesús Navas y Perotti por banda, y la ayuda de los delanteros permitían asediar al Real Madrid. Sin embargo, con lo que no podía era con el mejor Casillas. De no ser por él, la suerte del Real Madrid habría quedado sentenciada rápidamente. Primero, evitó que Renato, en boca de gol, hiciera bueno un centro de Perotti justo antes del descanso; luego, con la segunda parte recién comenzada, firmó una impresionante estirada para evitar que el argentino marcase a placer tras un centro de Negredo. Espectacular Casillas.

Y lo que es el fútbol: de lo que pudo ser el 2-0 se pasó en cuestión de segundos al 1-1. Pepe remató un centro de Xabi Alonso cuando el Sevilla aún no se creía lo que había visto hacer a Casillas. Y cambió el partido. Kaká y Guti tambalearon a los de Jiménez con varios ataques que no acabaron en la red por muy poco.

Pero el Sevilla sacó fuerzas cuando peor lo pasaba y volvió a adelantarse en el marcador. Lo hizo por medio de Renato, quien cabeceó un centro de Navas tras un saque de esquina en corto. Otra vuelta de tuerca a un partido vibrante a más no poder. Salieron al campo Diego Capel y Kanouté, Higuaín... Con el marcador a favor del Sevilla, todo fue contragolpear, por ambos bandos. Faltaba la llegada definitiva, pero el Madrid también iba a por todas. Fue un puro toma y daca en el que Sergio Ramos perdonó el empate en el minuto 93 pero del que el Sevilla salió ganador.

2 - Sevilla: Palop; Konko, Squillaci (Fernando Navarro, m.23), Dragutinovic, Adriano; Jesús Navas, Zokora, Renato, Perotti (Diego Capel, m.57); Negredo (Kanouté, m.65) y Luis Fabiano.

1 - Real Madrid: Iker Casillas; Sergio Ramos, Pepe, Albiol, Marcelo; Xabi Alonso, Guti (Granero, m.81), Diarrá (Van der Vaart, m.73); Kaká, Raúl y Benzema (Higuaín, m.53).

Goles: 1-0, M.34: Jesús Navas. 1-1, M.48: Pepe. 2-1, M.66: Renato.

Árbitro: Iturralde González (Comité Vasco). Amonestó a los visitantes Sergio Ramos (m.18), Guti (m.36) y Kaká (m.71) y a los locales Luis Fabiano (m.21), Perotti (m.36), Zokora (m.36) y Adriano (m.61.

Incidencias: Partido disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante unos 44.0000. Prácticamente lleno. Terreno de juego en buenas condiciones.

 

  • 1