Deportes

El Sevilla firma un primer tercio de Liga mediocre y movido

El Sevilla, fuera de Europa y a siete puntos del tercer clasificado, cierra la primera parte del campeonato con más sombras que luces y varias incógnitas.

el 28 nov 2010 / 21:00 h.

Kanouté reprocha a los suyos que no se entregan.

El Sevilla ha completado un primer tercio de la Liga realmente mediocre. Tras las primeras 13 jornadas del campeonato ha mostrado muchas más sombras que luces y apenas un buen comienzo, sobre todo a domicilio, y una buena racha algo fugaz tras la llegada de Gregorio Manzano lo mantienen relativamente cerca de los puestos europeos, si bien el tercer puesto y la Liga de Campeones cada vez están más lejanos. Muchos son los factores que han llevado al Sevilla a vulgarizarse y a entrar en una tendencia peligrosa de resultados, sobre todo en casa, donde el conjunto nervionense ha perdido dos partidos consecutivos. Entre ellos la falta de refuerzos de garantías, las lesiones, la tremenda debilidad defensiva y los cambios en el banquillo. Todo lo deberá remontar el equipo blanquirrojo si quiere acabar la temporada cumpliendo sus objetivos, aunque para ello tendrá que mejorar, y mucho, este primer tercio de la competición. Con la actual proyección de puntos (20 en 13 encuentros) acabaría la campaña con apenas 58, registro que en casi ningún caso daría para la Liga de Campeones.

Inestabilidad en el banquillo. En estas primeras 13 jornadas al Sevilla le ha dado tiempo a tener ya dos entrenadores. Antonio Álvarez fue destituido en la quinta jornada, tras perder ante el Hércules y acumular un parcial de dos victorias –las dos fuera–, dos empates –los dos en casa– y una derrota, la de Alicante. Aunque realmente lo que pesó en su marcha fue el fracaso en la previa de la Liga de Campeones y en la Supercopa de España. La llegada de Gregorio Manzano pretendía cambiar la cara al equipo y mejorar los resultados, algo que hizo, al menos en casa, donde logró sacar adelante tres partidos de forma consecutiva, ante el Atlético, el Athletic y el Valencia. Fuera, la imagen ante el Sporting y el Barcelona fue triste, pero el equipo se mantuvo cerca de los puestos europeos. Todo hasta estas dos últimas jornadas, en las que las dos derrotas en Nervión han alejado al equipo de su objetivo y de su mejor imagen con Manzano.

La defensa. La zaga sevillista es un auténtico coladero. En 13 jornadas tan sólo ha podido mantener imbatida su puerta en dos ocasiones, en la segunda jornada ante el Deportivo (0-0) y en la décima ante el Valencia (2-0). Además, en seis encuentros ha recibido dos goles o más. En 11 partidos ha recibido goles, muchos, ni más ni menos que 22. No registraba una marca tan negativa el Sevilla desde hacía más de 20 años (1987/88, 23).

El centro del campo. El déficit sevillista en esta zona del terreno de juego es abrumador. Sigue contando con serios problemas en la creación, pero también en las tareas de destrucción. Ninguna pareja de mediocentros se ha consolidado y Manzano ha probado con todas sus piezas.

Para colmo, los refuerzos llegados para esa zona no han sido tales. Cigarini ha defraudado y Guarente ha caído gravemente lesionado, si bien en condiciones tampoco se hizo con el puesto. Un ejemplo, Cigarini ha sido titular en cuatro partidos, Guarente, en tan sólo tres.un balance mediocre. De las últimas temporadas, sólo la 2007/08 empeora el registro de puntos del Sevilla esta Liga. Transcurridas 13 jornadas, en aquella ocasión el equipo, ya con Manolo Jiménez, sumaba 15 puntos en el primer tercio. Para volver a esas cifras hay que retroceder a la temporada 2003/04, en la que también sumaba 15 puntos en 13 partidos.

Pero los 20 puntos que el equipo de Manzano suma actualmente, ocupando la octava plaza, contrastan con los 27 puntos del año pasado, o los 24 de la campaña 2008/09. También difieren bastante de la mejor marca sevillista de la historia, los 28 del curso 2006/07. Por su parte, a estas mismas alturas en la 2005/06 contaba con 23 puntos y en la 2004/05, con 21.

Las lesiones. Ya comenzó la temporada el Sevilla con tres lesionados, Koné, Sánchez y Drago. A ellos se le ha sumado Fazio, que jugó ante el Levante y no ha vuelto a aparecer; Guarente, que se pederá casi toda la temporada; Navas, lesionado en septiembre; y en la última semana Luis Fabiano, que será baja hasta mediados de diciembre. No han sido los únicos: Capel, Kanouté, Acosta, Palop, entre otros, han sufrido problemas físicos y se han perdido algún partido.

  • 1