Deportes

El Sevilla mira a África

La dirección deportiva del Sevilla ha ampliado su campo de actuación. La constante exigencia marcada desde el club y el intento de ampliar el mercado de futuros jugadores sevillistas ha llevado a la entidad a girar su mirada al Continente Negro.

el 15 sep 2009 / 00:52 h.

La dirección deportiva del Sevilla ha ampliado su campo de actuación. La constante exigencia marcada desde el club y el intento de ampliar el mercado de futuros jugadores sevillistas ha llevado a la entidad a girar su mirada al Continente Negro. El Sevilla busca en en África un nuevo Eto'o, un nuevo Drogba u otro Kanouté.

Según un informe reciente a la limón entre la ONU y la FIFA, el fútbol es el deporte más practicado (un 85%) entre los niños con capacidad para hacerlo en África. El porcentaje es muy superior, por ejemplo, al registrado en Europa, que apenas alcanza el 25%. La lectura es demoledora, en el futuro los africanos serán mayoría en la práctica del fútbol con respecto al resto del mundo.

Estos datos que tanto pueden determinar el balompié del futuro no pasan desapercibidos para los grandes clubes, y ni mucho menos para el Sevilla, que ha puesto sus ojos en el continente vecino pensando en el presente y, sobre todo, en el futuro.

Los principales mercados futbolísticos hoy día son el europeo y el americano, pero el panorama está cambiando. Los futbolistas africanos ya copan las ligas de primer orden. Francia se lleva la palma en este aspecto, pero la Premier League inglesa no le va a la zaga y cada vez son más los clubes que se refuerzan con futbolistas marfileños, senegaleses, cameruneses o ghaneses.

En España, sin embargo, aún no está extendida esta práctica. Sin ir más lejos, el Sevilla es el club que más africanos aporta a la Liga, tres (Kanouté, Keita y Koné). Pero es una tendencia inevitable. "Haciendo un rápido análisis nos daremos cuenta de la importancia que cada vez más tiene el fútbol africano.

Pensemos en los cinco mejores delanteros del mundo, se nos vienen rápidamente a la cabeza Drogba, Eto'o, Kanouté, y Adebayor si me apuras", reflexiona Víctor Orta, miembro de la dirección deportiva sevillista. Una opinión, claro está, refrendada por su superior, Ramón Rodríguez Verdejo, Monchi, encargado de poner en marcha este nuevo proyecto de seguimiento africano: "El mercado africano está ganando en importancia, y es cierto que no lo teníamos demasiado controlado, por ello queremos ahora peinarlo y controlarlo".

El acuerdo de Cotonú. Hay un factor de vital importancia en esta 'africanización' que puede vivir el fútbol europeo en los próximos años, el acuerdo de Cotonú. Este acuerdo, firmado en 2000 entre la Unión Europea y 77 países de África, Caribe y el Pacífico (ACP) permite a muchos futbolistas (Koné entre ellos) no ocupar plaza de extracomunitario en los equipos españoles. Este privilegio afectará en breve también a los menores de edad, por lo que jóvenes valores africanos podrán formar parte de los escalafones inferiores.

Por todas estas razones el Sevilla ya se ha puesto a trabajar en el Continente Negro. Ya estuvo en la Copa de África de Ghana 2008 mediante los sabios análisis y seguimientos de Rosendo Cabezas, que asistió en persona al torneo. En 2007 miembros de la dirección deportiva de la entidad siguieron en directo el Africano sub 20 y el Africano sub 17, ambos en Togo.

Pero la labor continúa. Sin ir más lejos Víctor Orta viaja la próxima semana a Dakar, capital de Senegal, para visitar una escuela de jóvenes futbolistas y valorar sus posibilidades de futuro. Si alguno vale, podría estar en los próximos meses formándose en Sevilla. "Está claro que la capacidad física en los africanos existe, y también la técnica. ¿Qué es lo que les falta entonces? La formación y la competitividad. En África las administraciones solo tienen recursos para ocuparse del fútbol profesional, no de la cantera, y ese vacío es el que intentaríamos rellenar trayendo a jóvenes jugadores a Sevilla", explica Orta.

Estos mismos pasos que pretende dar el Sevilla ya los están llevando a cabo otros clubes españoles como el Atlético o el Real Madrid, que en 2007 fichó al joven gahnés Oparé, de 17 años, lateral derecho con una tremenda proyección. Aún así, la palma en estos casos se la llevan los franceses. "Ahora mismo es imposible competir con ellos en la búsqueda de nuevos talentos, nos llevan mucha ventaja por su tradición histórica y colonial, la Liga francesa se nutre constantemente de jugadores de las antiguas colonias galas, pero poco a poco tenemos que ir posicionándonos", advierte el técnico.

Pero, dentro de la inmensidad de África, ¿dónde buscar? Evidentemente no se puede controlar pormenorizadamente una extensión como la africana minuciosamente. Por ello, el seguimiento de técnicos sevillistas se centrará en el África subsahariana (Senegal, Togo, Malí, Costa de Marfil, etc), donde el fútbol ha alcanzado su mayor desarrollo.

De hecho, estos países -Costa de Marfil, Ghana, Malí, Camerún y Nigeria- son los principales exportadores de futbolistas en la actualidad, Las circunstancias políticas de los tres primeros y su organización social permiten que 'produzcan' en la actualidad más mejores futbolistas. Porque, tratándose de África ni se debe ni se puede olvidar nunca el contexto sociopolítico en el que crecen las estrellas del fútbol del futuro, unas estrellas con las que quiere contar el Sevilla.

  • 1