martes, 19 marzo 2019
22:14
, última actualización
Deportes

El Sevilla no falla y mantiene su acoso a Barcelona y Real Madrid

El equipo de Manolo Jiménez tumba al Villarreal con sufrimiento pero también dando muestras de su enorme pegada, clave para lograr la victoria. 

el 08 nov 2009 / 22:01 h.

Luis Fabiano celebra un gol con Renato.

El Sevilla puede presumir de contar con una de las mejores delanteras del mundo. No se trata de tener a los más caros ni a los más mediáticos; simplemente, de tener a los más determinantes, y ese fue precisamente el papel que jugaron Luis Fabiano y Kanouté ante el Villarreal. Dos golazos del internacional brasileño y uno del franco-malí permitieron tumbar al equipo de Ernesto Valverde, que comenzó perdiendo pero logró remontar el partido en el minuto 59. Pese a ello, entre los futbolistas de arriba y Adriano, saliendo desde el banquillo, poniendo dos goles y contagiando energía a sus compañeros, se comieron al Villarreal.

La victoria permite al equipo de Manolo Jiménez mantener el pulso a Barcelona y Real Madrid, así como al Valencia, que viene apretando por detrás. Los tres sacaron adelante sus respectivos compromisos en esta décima jornada, de ahí que ganar fuese vital para no descolgarse.

Dos cosas han quedado muy claras: la primera, que el Sevilla sufre cuando no imprime un alto ritmo al juego. Entre la evidente falta de frescura y su exceso de confianza tras el 1-0 se complicó la vida ante un Villarreal que llegaba sin Senna, Llorente, Cazorla, Ibagaza o Nilmar. Y la segunda, que este equipo tiene recursos de sobra como para tumbar a cualquiera. Cuando verdaderamente apretó los dientes, tras el paso por vestuarios, destrozó al Villarreal por la vía rápida y hasta pudo acabar goleándole.

Todo hubiese sido mucho más fácil de haber tenido una pizca de suerte y no aletargarse cuando el marcador sonreía y la cita parecía un coser y cantar. En los diez primeros minutos de encuentro, el Sevilla hizo un gol -con el sello de calidad de Luis Fabiano, que controló un centro de Sergio Sánchez para batir al portero- y tuvo dos clarísimas ocasiones en las botas de Perotti y Negredo. Se había hecho con el mando gracias a su mayor intensidad, pero le duró muy poco. La prueba más clara fue el gol del empate, obra de Robert Pires, quien culminó una jugada de toque que los nervionenses contemplaron sin ofrecer la menor resistencia.

PROBLEMAS. Negredo, con un disparo que sacó Diego López, y Luis Fabiano, a quien Capdevila quitó el balón cuando se disponía a empujar un centro del madrileño, pudieron mover el marcador, pero no lo consiguieron. Ambas acciones fueron fruto de salidas al contragolpe, y eso, con empate a uno, era revelador. Renato no lograba imponer su juego, Perotti sufría para superar a Javi Venta, Zokora se perdía en su intento de ayudar en todos lados dejando huecos en su zona... Demasiados problemas ante un adversario con calidad y muy peligroso.

Era cuestión de aumentar la intensidad, de apretar los dientes y, con ello, aprovechar una de las llegadas al área. Y lo hizo el Sevilla, aunque fue el Villarreal el que inicialmente sacó provecho del cambio que experimentó el partido. Fuster no perdonó un despeje con el pie de Palop a centro de Pires en un contragolpe y metió el miedo en el cuerpo (1-2, minuto 59). Entre la precipitación y los huecos que se dejaban, el cielo se ponía muy oscuro.

Sin embargo, apareció Adriano para dar un golpe sobre la mesa y cargarse al equipo de Valverde. El brasileño, que sustituyó a Fernando Navarro, puso dos centros que acabaron en gol: el primero, de Luis Fabiano, providencial por llegar tan sólo un minuto después del 1-2; y el segundo, a Kanouté, en el 65', al poco de saltar al campo sustituyendo a Negredo. Dos zarpazos, dos tantos y un escollo que el Villarreal ya sería incapaz de superar.

3 - SEVILLA FC: Palop; Sergio Sánchez, Squillaci, Escudé, Fernando Navarro (Adriano, m.58); Jesús Navas, Zokora, Renato, Perotti; Luis Fabiano (Lolo, m.86) y Negredo (Kanouté, m.62).

2 - VILLARREAL: Diego López; Javi Venta, Iván Marcano, Godín, Capdevilla; Bruno (Marcos Gullón, m.87), Eguren, Cani (Jonathan Pereira, m.74), Pirés; David Fuster (Escudero, m.80) y Rossi.


Goles: 1-0, M.09: Luis Fabiano. 1-1, M.29: Pirés. 1-2, M.59; David Fuster. 2-2, M.61: Luis Fabiano. 3-2, M.66: Kanouté.

Árbitro: Carlos Delgado Ferreiro (Comité Vasco). Amonestó a los locales Luis Fabiano (m.25) y Zokora (m.42) y a los visitantes Javi Venta (m.48) y Godín (m.63),

Incidencias: Partido disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante unos cuarenta mil espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones.  

  • 1