Deportes

El Sevilla no quiere al Villarreal como copia

El actual campéon de Copa visita a uno de los equipos más en forma de España, el Villarreal, en los cuartos de final.

el 11 ene 2011 / 21:07 h.

Lo decía ayer Juan Carlos Garrido, entrenador del Villarreal. “El Sevilla es un referente, un espejo donde mirarnos”. Pues bien, el equipo nervionense no quiere que ese mimetismo se concrete, y menos en la Copa del Rey, un terreno de absoluto dominio blanco y rojo en la última década. Para eso es el equipo sevillista el mejor equipo en este torneo en las últimas diez campañas y el actual campeón.

El Villarreal, desde luego, tiene grandes virtudes que incluso recuerdan al mejor Sevilla. Las tiene por juego, por la calidad de sus jugadores, pero desde luego no por los resultados. Y eso que los del equipo amarillo han sido buenos en los últimos años, pero de títulos... seis a cero a favor de los andaluces. No es extraño que quieran parecerse los de la pequeña población castellonense a los sevillistas.

Ese cruce de caminos, entre el equipo que ha conocido las mieles del éxito y el que se ha quedado a las puertas, o incluso en la escalera de entrada, es el que se vive esta tarde en El Madrigal con la Copa del Rey como telón de fondo. El campeón es el Sevilla, y el Villarreal un equipo que aspira este año a ser grande en la Copa y que lleva un muy buen camino en la Liga: es tercer clasificado en solitario. Y la obligación del Sevilla es volver a frustrar, de nuevo, porque ya lo ha hecho en alguna ocasión, el deseo levantino. Romper el espejo que quiere utilizar el Villarreal para copiar los éxitos sevillistas.

No es fácil la tarea, sin duda. El conjunto de Garrido está en plena forma. Llega de perder, sí, pero de qué forma, en el Santiago Bernabéu ante el Real Madrid. Está en plena forma y no parece sentir en exceso las importantes bajas de Nilmar, Marchena, Ángel y Marco Senna. La plantilla responde y fruto de ello pudo remontar la pasada semana ante el Valencia una eliminatoria que se puso cuesta arriba (0-0 en la ida y 0-2 en casa ante el conjunto che en el descanso de la vuelta). Fruto de ello, igualmente, es la tercera plaza referida en la Liga. Los 10 puntos sumados más que el Sevilla en estos momentos no son casualidad. Hay una evidente distancia futbolística a favor de los amarillos que los de Manzano pretenden comenzar a recortar en este 2011. Por lo pronto, no van por mal camino, por lo menos en cuanto a resultados. Y además en el choque de la Liga entre ambos equipos, como ayer se encargó de recordar Manzano, el resultado fue muy ajustado y claramente determinado por la actuación del colegiado que anuló un par de goles legales al Sevilla. Ese apunte del jiennense viene también a cuento por el perjuicio sufrido por el conjunto castellonense en Madrid el domingo. Manzano no quiere pagar los platos rotos arbitrales.

Cani sí, Luis Fabiano no. De momento, eso sí, el Comité de Competición ya le ha concedido el perdón a Cani, futbolista del Villarreal que fue expulsado en el banquillo en el Bernabéu por lanzar una botella a José Mourinho. No tendrá que cumplir sanción alguna y por tanto podrá jugar ante el Sevilla.

Paradójicamente, el que pierde un jugador clave para la cita es el equipo hispalense, ya que Luis Fabiano –se suma a la baja de Palop– se cayó ayer de la amplia lista facilitada por Gregorio Manzano, de 20 jugadores. El brasileño sufre una contractura muscular y el técnico prefirió reservarlo para el sábado.

Con la ausencia de O Fabuloso la figura de Frederic Kanouté se agranda aún más. Como demostró en Anoeta, es la auténtica referencia del Sevilla junto con Jesús Navas. Este condicionante puede provocar que el de Bailén medite su planteamiento del partido. Cobra fuerza la idea de utilizar a tres centrocampistas para frenar al Villarreal.

  • 1