Deportes

El Sevilla, obligado a ganar al Racing para no descolgarse de los puestos altos

El conjunto nervionense, revitalizado por su triunfo en Copa frente al Barcelona, recibe a un equipo al alza ante el que no puede permitirse un nuevo tropiezo.

el 08 ene 2010 / 21:05 h.

Los datos lo dicen todo: una sola victoria en los cinco últimos partidos de Liga. O lo que es lo mismo: una pésima racha incompatible con la ilusión de ser una verdadera alternativa en la enconada lucha que Barcelona y Real Madrid mantienen por adjudicarse el campeonato. Es más: ni siquiera es compatible con la idea de acabar entre los cuatro primeros clasificados para poder disputar la próxima edición de la Liga de Campeones. Por todo ello, y lejos del tópico futbolístico, al Sevilla hoy sólo le vale ganar. Todo lo que no sea eso, supondría jugar con fuego y ver cómo los dos grandes favoritos al título y el grupo de candidatos a los puestos Champions agravan el mal momento del equipo en Liga.

INCERTIDUMBRE. Lo más preocupante de todo es que esta racha en la que se encuentra inmerso el Sevilla nace en los pobres resultados obtenidos ante rivales de la zona media-baja de la tabla. Málaga, Valladolid, Getafe y Atletico de Madrid han privado al equipo de Jiménez de puntos fundamentales para poder aspirar a estar entre los mejores del campeonato. Por diferentes razones, unas más lógicas que otras, lo cierto es que se ha perdido fuelle, mucho fuelle, y nadie puede predecir qué será capaz de hacer esta tarde frente al renacido Racing que dirige Miguel Ángel Portugal.

Sólo la teórica superioridad nervionense en calidad de futbolistas sobre el césped y el buen papel realizado el pasado martes en el Camp Nou, donde ganó a un Barcelona con muchas rotaciones pero a la postre Barcelona, invita a pensar que algo ha cambiado. La imagen ofrecida hace sólo una semana en el Vicente Calderón fue decepcionante y contrasta con la vista, sólo tres días después, en Copa. Por ello, Jiménez y sus hombres se aferran a ésta última para tratar de enderezar el rumbo en la Liga.

UNA LISTA SIN CONCRETAR. El técnico está pendiente de la evolución de futbolistas como Jesús Navas, renqueante y al que podría reservar para el esperado partido del próximo miércoles (vuelta de los octavos de final) contra el equipo de Guardiola. No será hasta hoy mismo cuando Jiménez decida si cuenta o no con él. Ha convocado a todos los disponibles, entre quienes se encuentran los jugadores del filial Marc Valiente, Redondo y José Carlos, así como el lituano Marius Stankevicius, cuyo transfer ya ha llegado y podría debutar hoy si lo estima conveniente. Descartados para la cita están los lesionados Luis Fabiano, Squillaci, Acosta y Fazio; el sancionado Duscher; Kanouté y Zokora, concentrados con sus respectivas selecciones para disputar la Copa de África, torneo que en estos momentos está en el aire tras el ametrallamiento, ayer, del autobús de la selección de Togo cuando llegaba a Cabinda (Angola), una de las cuatro sedes de la competición, sede del Grupo B (Togo, Costa de Marfil, Ghana y Burkina Faso).

La alineación que saltará al césped del Sánchez Pizjuán es una incógnita, sobre todo porque pese a la tremenda importancia que tiene el partido, no menos atención se presta al inminente de Copa. El regreso de Adriano condiciona la defensa, donde Drago quizá reciba descanso y en la que no se descarta a Marc Valiente, que pugna por el puesto de central con Konko y Stankevicius. La posibilidad, asimismo, de que Perotti juegue en la media punta sigue estando también ahí. Todo con tal de noquear a un Racing que ha despertado desde la llegada al banquillo de Miguel Ángel Portugal y que, sin estar a su mejor nivel, rinde más lejos de Santander. Así que... ojito.

 

  • 1