domingo, 21 abril 2019
23:06
, última actualización
Deportes

El Sevilla quiere aprovecharse de su 'hermano' jerezano

El Sevilla, tras dos jornadas sin ganar en la Liga, viaja a Jerez para enfrentarse al Xerez por primera vez en la historia en Primera división. La buena relación entre ambos clubes no quita que a los de Jiménez sólo les valga la victoria.

el 30 oct 2009 / 20:34 h.

La primera visita del Sevilla al Xerez Deportivo en Primera división tiene dos claras vertientes. La primera, la obligada reseña histórica del primer duelo entre estos dos equipos andaluces en la máxima categoría, dos equipos además cuyas aficiones, en contra de lo que se estila en la comunidad andaluza, mantienen buena relación. La segunda no tiene más que un camino. El Sevilla tiene, debe y puede traerse los tres puntos de Chapín, por muy hermanados que estén ambos clubes y sus seguidores.
El primer choque entre el Sevilla y el Xerez en la máxima categoría puede ser también un primer ejemplo de una visita del conjunto nervionense que no solivianta al personal ‘hermano’ de otra provincia de la comunidad autónoma andaluza. Las relaciones entre las dos entidades son buenas, pero también lo son del Sevilla con el Málaga, el Cádiz, el Recreativo o cualquier otro conjunto. Lo que cambia en este caso es la receptividad de las aficiones. Será difícil que en Chapín caigan sillas, botellas y demás objetos contundentes por la mera presencia del conjunto hispalense.

Esta buena relación se ha plasmado y se plasma en la presencia de ex sevillistas en las filas azulinas. No ya sólo los cedidos Casado, David Prieto y Armenteros –los dos últimos no jugarán por una cláusula de su contrato, a menos que el Xerez pague 200.000 euros por el central y 150.000 por el argentino–, sino también Antoñito, Redondo, Míchel y Abel. El flujo de jugadores por la A-4 sentido Jerez ha sido constante en las últimas campañas y ha ayudado a que el conjunto gaditano esté viviendo el mejor momento de su historia. Pero el ambiente de fiesta que se prevé para este encuentro no oculta una contundente realidad deportiva. Se enfrentan el penúltimo clasificado, claro aspirante al regreso a Segunda, y el tercero, claro aspirante a la Liga de Campeones y quién sabe si a algo más. Es decir, que el cercano desplazamiento a Jerez debe ir acompañado de un triunfo, por equipo, plantilla, historia, presupuesto y clasificación. Porque no está el Sevilla para sufrir el ‘síndrome Alcorcón’. El buen comienzo de temporada se ha visto frenado en la Liga en las dos últimas jornadas, tras la derrota en Riazor y el empate ante el Espanyol. Si finalmente se despegan el Barcelona y el Real Madrid, como es posible y hasta previsible, que sea por su enorme potencial, no por los fallos sevillistas en partidos en los que se cuenta con los puntos, y el de Jerez de la Frontera lo es.

SIN KANOUTÉ. Para la histórica visita sevillista a la cercana localidad jerezana Manolo Jiménez no podrá contar con Kanouté, además de con Palop y Adriano, que ultiman su recuperación. El malí continúa con sus problemas musculares en el gemelo y no está en la lista de convocados.

La ausencia del malí, junto con la de Sergio Sánchez por motivos técnicos –Jiménez lo está alternando con asiduidad y probablemente juegue ante el Stuttgart– son las mayores novedades ante un Xerez que sólo lleva una victoria en la Liga, en Chapín, y que intentará dar la sorpresa ante su equipo hermano. Pero hermano mayor.

  • 1