Deportes

El Sevilla retoma su idilio

La Copa de la UEFA y el Sevilla se reencuentran esta noche. La cita será en el Sánchez Pizjuán, ese lugar donde tantos momentos mágicos deparó esa mezcla y donde tantas veces saltó la chispa. Y el invitado el Red Bull Salzburgo, que no debe amargar la reedición de la historia de amor más apasionada de la historia sevillista.

el 15 sep 2009 / 11:57 h.

La Copa de la UEFA y el Sevilla se reencuentran esta noche. La cita será en el Sánchez Pizjuán, ese lugar donde tantos momentos mágicos deparó esa mezcla y donde tantas veces saltó la chispa. Y el invitado el Red Bull Salzburgo, que no debe amargar la reedición de la historia de amor más apasionada de la historia sevillista.

La pasada temporada el conjunto nervionense probó fortuna con la Liga de Campeones. Ya había exprimido todo lo que de exprimible tenía y tiene la Copa de la UEFA y probó fortuna al más alto nivel.

Pero la relación, si bien comenzó bien, incluso de maravilla -equipo debutante con mayor número de puntos en la liguilla-, se truncó luego en el momento decisivo, en aquella cita turca ante el Fenerbahçe que fue de todo menos idílica para los de Manolo Jiménez. Un año después, receloso aún de aquel sueño truncado, el Sevilla vuelve a los brazos que mejor le acogieron, a aquellos que le alzaron a lo más alto y aquellos que le hicieron crecer más que nunca.

Un año después el Sevilla vuelve a su competición, la Copa de la UEFA, siendo uno de sus campeones y sin haber sido derrocado, pues la pasada campaña no participó. Las expectativas son máximas y todo el sevillismo se ve capaz de revivir jornadas históricas como las de Eindhoven y la de Glasgow.

Pero como en aquellas dos ediciones, el camino es largo, muy largo. Y hay que empezar a cimentarlo desde el principio. El primer aspirante a ocupar el sitio del Sevilla en esta edición es el Red Bull Salzburgo. Que es inferior al conjunto nervionense es de perogrullo, que todo lo que no sea acabar la eliminatoria con la bola con el nombre del equipo hispalense en el próximo bombo, también.

Pero una vez dicho y confirmado estos extremos, no está de mal recordar igualmente que el conjunto austriaco sí que presenta más dificultades que el Atromitos griego -primer rival en la UEFA 2006/07-, por ejemplo. Su fortaleza radica en su juego aéreo, directo -así lo han advertido los técnicos sevillistas- y en algún que otro futbolista de calidad.

Principalmente uno, Niko Kovac, veterano internacional croata que sin ir más lejos destacó en la pasada Eurocopa. Al margen del '10' de la selección de Croacia también habría que poner los ojos sobre el alemán Zickler, un auténtico 'clásico' del Bayern Múnich, donde estuvo 12 temporadas. Desde 2005 juega en el Red Bull Salzburgo, aunque sus 34 años han restado su potencial.

Junto a los 188 centímetros del ex internacional teutón se mueven también los 192 centímetros de Marc Janko, éste internacional austriaco, que sin ir más lejos marcó a Francia en la primera jornada de clasificación para el Mundial. La altura de ambos resulta orientativa sobre el tipo de juego de los austriacos, que en teoría esperarán atrás al Sevilla a la caza de su ocasión a balón parado.

Ante estas virtudes físicas de los austriacos Jiménez dejó entrever ayer que dispondrá una defensa que pueda contrarrestarlas. Es decir, jugadores fuertes en el juego aéreo. Eso descarta a Mosquera y da posibilidades a Squillaci, David Prieto y Dragutinovic, por lo que Fernando Navarro podría esperar en el banquillo y así reservarse para el derbi.

También habrá cambios -no demasiados- en el resto del equipo, por lo que Adriano y Romaric (por Capel y Maresca) podrían entrar en el once. Arriba, Chevantón y Luis Fabiano tienen muchas papeletas para formar pareja atacante.

El Sevilla quiere y debe dejar encarrilada, si no finiquitada, la eliminatoria hoy. Jugársela en la vuelta, sobre césped artificial, será de todo menos romántico.

  • 1