Deportes

De Pamplona, al Reyno del TAS

Llegará a la última jornada contra el Valencia como noveno, posición que por la sanción del Málaga y la falta de licencia Uefa del Rayo le da plaza en la Liga Europa.

el 26 may 2013 / 22:11 h.

Partido de la Liga BBVA entre el Osasuna y el Sevilla. / Marca Media Partido de la Liga BBVA entre el Osasuna y el Sevilla. / Marca Media El Sevilla fue tristemente fiel a sí mismo en Pamplona, donde un golazo de gran calibre como el que fabricó Álvaro Negredo con la complicidad previa de Jesús Navas no merecía quedar, a la postre, en mera anécdota. Los tantos, también de bella factura, ambos en lanzamientos desde fuera del área, de Puñal y Cejudo, completaron uno califosa-sevde los peores registros históricos del club nervionense en liga fuera de casa: una sola victoria, la de Riazor, con Míchel en el banquillo. Y aún así, el equipo de Unai Emery puede jugar la próxima temporada en Europa. Necesitará ganar al Valencia en el Sánchez-Pizjuán para ponerse en manos del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), que debe resolver la sanción de la Uefa al Málaga, y que probablemente tendrá encima de la mesa también el recurso del Rayo por la denegación de la licencia para competir en Europa. Las normas y las leyes están para cumplirse y si el Sevilla vuelve por este cauce al Viejo Continente será absolutamente justo. Otra cuestión diferente es el análisis deportivo de la temporada, muy por debajo de las expectativas. Tampoco se encontró un infierno en el Reyno. El partido, salvo en los arreones rojillos de la segunda parte, desencadenados por el trallazo de Patxi Puñal que puso el empate, se jugó con pulsaciones más bajas de las que un partido lleno de titulares sobre la vida y la muerte, mensajes bélicos y demás parafernalia hacía presagiar. Pudo ser que los nervios y la tensión de un equipo que saltaba al césped por la permanencia, calmaran con el gol de Rubén Castro en Villamarín en el primer minuto. Un punto ya no era tan malo. ¿Y el Sevilla? Pues como si el asunto europeo no le concerniese, un equipo plomizo, que no con aplomo, contemplativo y recostado, peligrosamente expuesto a que en alguna jugada de las que merodearan su área, pese a que Osasuna no creaba verdadero peligro, le pusiese el partido cuesta arriba. La pelota le fue un elemento ajeno en casi toda la primera parte, y en los pocos instantes en que la hizo suya, le costaba un mundo hilar dos pases en condiciones. Llegar al área se convirtió en una quimera. A Negredo se le veía más en la pelea del centro del campo, intentando bajar alguna pelota decente para tratar de combinar, mientras Jesús Navas corría para aprovechar espacios a su espalda por si alguien alargaba una jugada. Mientras tanto, el exsevillista Armenteros hizo por fin trabajar en serio a Beto, que demostró su agilidad en un remate cercano y abajo del argentino. Era el minuto 24, y apenas cinco después el guardameta sevillista tuvo que arrojarse otra vez por los suelos cuando después de que un remate al palo de De las Cuevas, en un pase cruzado desde la banda derecha, fuese capturado de nuevo por Armenteros, que se topó con Beto. De las Cuevas, en fuera de juego, tocó el rechace para Kike Sola, que marcó, pero ya con la jugada inhabilitada. Después de que Rubén rozara de nuevo el gol local, el Sevilla tuvo por fin una ocasión, pero Botía, que se revolvió bien en el área, no disparó con suficiente fuerza, en un balón que le puso franco Negredo de cabeza tras el saque de una falta. Al poco de volver del descanso llegó lo mejor. Una carrera eléctrica de Navas por el centro hasta el borde del área, movimiento de Negredo entre los centrales para recibir; sale el portero, lo dribla pisándola con la izquierda hacia su pie derecho, viene a tapar raudo Damiá y en vez de tirar, amaga. El defensa para Cuenca y el 9 entra triunfante con el balón en la portería. Golazo sensacional. Se abrió el cielo en el infierno. Parecía que el Sevilla por fin tomaría el mando. Y durante unos minutos así fue. Osasuna estaba tocado pero Puñal encontró la escuadra tras descerrajar un tiro potentísimo desde fuera del área. Cicinho tuvo su ocasión pero el que acertó fue Cejudo, que había entrado por De las Cuevas. Negredo, a dos del final, pudo empatar, pero Andrés salió rápido a tapar el tiro. Y el Sevilla, en manos del TAS. FICHA TÉCNICA OSASUNA: Andrés Fernández, Marc Bertrán, Rubén, Arribas, Damiá,  Puñal, Silva, Masoud (Llorente, m. 56), Armenteros, De las Cuevas  (Cejudo, m. 73) y Kike Sola (Oier, m. 84). SEVILLA: Beto, Coke (Cicinho, m. 46), Cala, Botía (Israel  Puerto, m. 68), Navarro, Medel, Kondogia, Rakitic, Navas, Perotti (Babá, m. 75) y Negredo. GOLES: 0 - 1, m. 50, Negredo. 1 - 1, m. 63, Puñal. 2 - 1, m. 79, Cejudo. ARBITRO: Muñiz Fernández (C. Asturiano). Amonestó a Marc Bertrán (m.85), (Damiá, m.86), Arribas y Riesgo (m.90) por parte del Osasuna. Y a Botía (m.14) y Kondogbia (m.62) por parte del  Sevilla. Expulsó a Mendilibar (Osasuna) en el 89'. ESTADIO: Reyno de Navarra. 19.800 espectadores. Lleno absoluto LAS ESTADÍSTICAS MÁS COMPLETAS DEL PARTIDO VIDEO RESUMEN DEL PARTIO EN ALTA DEFINICIÓN        

  • 1