Deportes

El Sevilla se venga del Milán en Rusia

El Sevilla FC consumó ayer su particular 'venganza' ante el Milan, que le arrebató el pasado mes de agosto la Supercopa de Europa en Mónaco. Pero más allá de este recuerdo anecdótico Manolo Jiménez y los aficionados sevillistas pueden felicitarse por la imagen que ofreció el conjunto nervionense ante el equipo lombardo. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 09:06 h.

El Sevilla FC consumó ayer su particular 'venganza' ante el Milan, que le arrebató el pasado mes de agosto la Supercopa de Europa en Mónaco. Pero más allá de este recuerdo anecdótico Manolo Jiménez y los aficionados sevillistas pueden felicitarse por la imagen que ofreció el conjunto nervionense ante el equipo lombardo.

Con las reservas típicas que arroja la pretemporada y las alturas de la misma en la que nos encontramos -a falta de 30 días para el comienzo de Liga-, ya se vislumbran algunas de las líneas maestras del Sevilla 2008/09. La primera la selló el técnico del Arahal de inicio. Faltaba Kanouté por unas molestias y la solución no fue utilizar otro delantero, sino recurrir a la mediapunta personificada en Renato, como la pasada temporada.

Eso ayudó bastante a que el Sevilla controlara el balón ante el centro del campo milanista. Esa quizás sea una de las variantes a las que obliga la nueva fisonomía de la plantilla nervionense. Con más 'tocadores' que 'gladiadores' en la medular, este Sevilla debe apostar, y así lo hizo ayer, por la posesión, en la que superó al Milan.

A ello ayuda mucho el buen momento de Maresca y Romaric. El marfileño, al que le cuesta algo correr hacia atrás y que resulta algo brusco en la presión, es sin embargo un gran canalizador. Su pierna izquierda es un primor en el juego en largo y apunta -ayer lo intentó en varias ocasiones- maneras en el disparo.

Seguridad defensiva . Si la medular parece haber perdido fuerza -para eso está al caer Duscher-, pasa lo contrario con la defensa. El Sevilla apenas recibió un disparo en la primera parte, si bien en la segunda Palop -otra buena noticia- salió a la palestra en un par de buenas intervenciones. El caso es que la línea de retaguardia se mostró firme y segura, a pesar de ser la que más novedades registra.

Konko, Squillaci, David Prieto y Fernando Navarro -ninguno estaba a comienzos de la pasada temporada en el primer equipo- dotan al equipo de más disciplina táctica y fortaleza, si bien, evidentemente, se pierde la presencia ofensiva que otorgaba Daniel.

Con estos argumentos y con un magnífico encuentro de Luis Fabiano, a pesar de no marcar, el equipo de Jiménez superó ampliamente al Milan en la primera parte, aunque las ocasiones tardaron en llegar. Sin embargo la suerte sonrió al Sevilla en la segunda mitad con el gol en propia puerta de Gattuso apenas reanudado el encuentro. Una falta de Maresca desde la banda derecha la introdujo de cabeza en su propia portería el gran centrocampista rossoneri sin que Abbiati pudiera evitarlo.

Pudieron llegar más goles por parte de Jesús Navas -sigue negado ante el gol-, el propio Luis Fabiano o incluso Romaric, pero también el Milan, que sacó su mejor equipo posible actualmente -tiene las bajas de Pato y Ronaldinho, en los JJ.OO, Borriello e Inzaghi, lesionados-, tuvo sus ocasiones, aunque fueron desbaratadas por Palop con dos grandes intervenciones. Con todo, la seguridad defensiva del Sevilla permitió la clasificación para la final, el próximo domingo ante el Lokomotiv (14.30).

  • 1