miércoles, 16 enero 2019
20:30
, última actualización
Deportes

El Sevilla sólo perdió en tres de las 19 últimas visitas a Heliópolis

Hace 30 años, de la mano de Manolo Cardo, comenzó la supremacía sevillista en los derbis, hasta entonces muy igualados.

el 19 ene 2012 / 23:24 h.

Kanouté salta sobre Mark González en el último derbi en Heliópolis.

 
Al Sevilla se le da últimamente muy bien el campo del Betis, en concreto –y ya ha llovido– desde que fue remodelado para el Mundial’82, de hecho ganó en 8 de sus 19 últimas visitas, empató otras 8 y sólo perdió en 3, todas con Serra Ferrer en el banquillo bético. Entre 1958 y 1981 había visitado el feudo bético en 21 ocasiones, entre Liga y Copa, y sólo fue capaz de ganar en tres, pues en los años sesenta y setenta el factor campo pesaba una barbaridad, de hecho cuando el Betis ganó con Del Sol en el Sánchez Pizjuán en la 86/87 llevaba cerca de veinte años sin conseguirlo.

El derbi del sábado, que será el 113 de la historia (entre Liga y Copa) y llega 1.081 días después del último, se presenta como uno de los más igualados de los últimos tiempos, pues aunque el presupuesto del Sevilla y sus objetivos clasificatorios son muy superiores a los del Betis, la realidad es que sólo tres puntos (25-22) y cuatro puestos (7o y 11o ) los separan en la clasificación, algo poco habitual en la época reciente, en la que las diferencias entre ambos han llegado a ser abismales para un lado o para el otro: 16 puntos más del Sevilla en el último disputado en su campo (que ganó el Betis 1-2) y hasta 39 para el Betis en el de la 1996/97 (que acabó en empate tras remontar el Sevilla un 3-1 adverso en los cinco minutos finales).

Fuera de Europa. El Sevilla, de hecho, será la primera vez que visite el Villamarín fuera de las plazas europeas desde el derbi de la 2003/04 (que acabó 1-1, Alfonso y Javi Navarro) mientras que para encontrar una mejor clasificación bética que la actual hay que remontarse a la 2004/05, cuando era séptimo y ganó 1-0 gracias a un gol de Oliveira que le permitió superar al Sevilla (entonces tercero) como un rayo en las tres últimas jornadas y arrebatarle la plaza de Champions League –luego ganaría también la Copa del Rey–, lo que a la postre acabó con el ciclo de Joaquín Caparrós en el Sevilla.

Ese de 2005 es, sin duda, el derbi de mejor recuerdo para los aficionados béticos de los disputados en los últimos tiempos en su campo, donde al año siguiente volvieron a ganar, de la mano de Serra Ferrer (2-1, Robert y Varela, y Saviola) al Sevilla de Juande que calentaba motores para iniciar la mejor serie de resultados de su historia, pues sólo 25 días después de perder en el Villamarín, Antonio Puerta lograba ante el Schalke 04 ese milagroso gol (25 de abril de 2006) que abría de par en par las puertas de la gloria y de los títulos.

Seis años sin marcar. Desde ese derbi (02/04/06) no es capaz de hacerle un gol el Betis a su eterno rival en el Villamarín, pues las tres visitas posteriores se han saldado con dos empates sin goles y un 0-2 (Luis Fabiano y Fazio), amén del 0-1 copero (de Kanouté, la famosa noche del busto y el botellazo a Juande, un 28F de 2007), así que desde que Fernando Varela cerró la cuenta hará pronto seis años nadie del Betis ha cantado un gol en casa ante el eterno rival (fuera lo hicieron Sergio García y Oliveira en el último disputado en el Sánchez Pizjuán, en 2009).

Las tres derrotas sufridas por el Sevilla en feudo bético en estos últimos 25 años han sido siempre por la mínima, pues por más de un gol de diferencia no pierden los de Nervión desde el derbi liguero de la 1981/82 (2-0, goles de Cardeñosa y Diarte, con Iriondo y Miguel Muñoz en los banquillos), aunque en Copa encajaron un 3-0 en la 1984/85 en la derrota más dolorosa sufrida por Manolo Cardo, que con 9 victorias es el rey indiscutible de los derbis en los banquillos: llegó a ganar los cuatro de la temporada 1982/ 83 –dos de Liga y dos de Copa– y dio inicio a la etapa de neta supremacía sevillista en los derbis que dura hasta nuestros días.

Cardo y la historia. De hecho, hasta la irrupción de Cardo en el banquillo del Sevilla FC la historia de los derbis sevillanos era muy pareja –el Betis estuvo muchos años en inferior categoría y entre 1943 y 1958 no hubo–, pues hasta la 1981/82 el Sevilla había ganado 25 derbis, perdido 23 y empatado 14. De entonces a nuestros días, el Sevilla ha ganado otros 25 derbis, ha empatado 13 y perdido 12, de ahí que hoy mande con claridad en el histórico de los derbis con 50 victorias por 35 del Betis y 27 empates.

  • 1