Deportes

El Sevilla, un pequeño entre gigantes

El Sevilla ha recorrido un importante trecho para consolidarse en la élite europea, pero aún quedan pasos importantes por dar. El plan estratégico de José María del Nido tiene un claro objetivo, equipararse o acercarse a la capacidad económica de los grandes clubes. He aquí las claves para hacerlo.

el 16 sep 2009 / 00:36 h.

El Sevilla ha recorrido un importante trecho para consolidarse en la élite europea, pero aún quedan pasos importantes por dar. El plan estratégico de José María del Nido tiene un claro objetivo, equipararse o acercarse a la capacidad económica de los grandes clubes. He aquí las claves para hacerlo.

Desde la llegada de José María del Nido a la presidencia del Sevilla, el 27 de mayo de 2002, la entidad no ha parado de crecer, deportiva y económicamente. Cinco títulos, seis finales y 70 millones más de presupuesto después el equipo nervionense se ha instalado en la élite deportiva del fútbol nacional y europeo. Actualmente está entre los ochos mejores equipos de Europa según el ranking de la UEFA. Todo gracias a sus grandes campañas en la UEFA de 2006 y de 2007, que no dejan de ser un milagro observando la fría lógica de los números. Porque el equipo hispalense, económicamente, aún está lejos de los clubes con los que compite.

Por eso el Sevilla se ha marcado un nuevo horizonte en cinco años. El plan estratégico contempla objetivos más ambiciosos. "La consolidación en la Liga de Campeones, la remodelación del Pizjuán, alcanzar 50.000 abonados y duplicar el presupuesto hasta 200 millones". Así lo ha asegurado el dirigente nervionense. Pero estos deseos, además de ambiciosos, son complicados, y exigen un esfuerzo que arroja luz sobre los intereses deportivos/económicos de la entidad, empezando por el recalcado y casi obsesivo objetivo de la Liga de Campeones. "La Liga de Campeones es vital por los ingresos que genera; porque los grandes jugadores sólo quieren venir si estamos en esa competición; porque revaloriza a nuestros jugadores y porque la marca SFC sólo crecerá internacionalmente si estamos en esa competición", explica José María Cruz, vicepresidente y director general.

Ése, y no otro, es el denominador común entre los grandes clubes europeos. El Real Madrid, el Barcelona, el Chelsea, el Manchester United, el Arsenal?, todos disputan un año sí y otro también la Liga de Campeones. Es decir, son clubes que se garantizan, directamente, una ingente cantidad de ingresos sólo por su presencia en el máximo torneo continental. A esos ingresos directos hay que sumar otros de impacto indirecto, como los beneficios comerciales o el valor de la marca en el extranjero. La relevancia de este hecho se comprueba dando un repaso a los últimos años. El Sevilla, por su participación en la edición 2007/08, ingresó 17,3 millones de euros, según la UEFA. Pero las diferencias las marcan los grandes, los 213 millones ingresados en los diez últimos años por el Manchester United, los 206 del Bayern, los 205 del Real Madrid, los 204,5 del Arsenal, los 195 del Milan y los 175 del Barcelona. Ateniéndonos tan sólo a la temporada pasada, el United, campeón, engordó sus arcas con 42,8 millones de euros, el Chelsea, finalista, con 36, y el Schalke, sorprendentemente el tercero en discordia, con 26,8.

Estadio, coste y beneficio

El caso del equipo alemán sirve para ilustrar a la perfección uno de los pilares del plan estratégico del Sevilla FC y uno de los grandes proyectos de este segundo ciclo de José María del Nido. El nuevo Pizjuán. El Sevilla cuenta con un estadio anticuado en muchos aspectos y que de ningún modo es comparable a los grandes recintos de los primeros equipos europeos. Pero la remodelación no sólo se antoja necesaria por comodidad y adaptación a los nuevos tiempos, sino por los ingresos. El Sevilla cuenta actualmente con 42.309 socios, según la LFP. El objetivo a medio plazo, con la remodelación de por medio, es alcanzar los 50.000 abonados.

El modelo está definido y estudiado. En 2005, cuando el Sevilla visitó al Mainz 05 ya viajaron arquitectos del club para analizar el Commerzbank Arena Francfort, cuya construcción acabó en el mismo 2005. Su coste fue de 126 millones de euros y su capacidad es de 48.100 espectadores. Esta referencia es la más barata que encontrará el Sevilla. El coste de la remodelación, según ha afirmado Del Nido, debe oscilar entre los 100 y los 120 millones de euros. Porque el resto de espejos recientes en los que mirarse son o más pequeños (Parc St-Jacques, para la Eurocopa de Suiza, 41.500 espectadores, 156 millones de euros; AOL Arena de Hamburgo, 50.000 espectadores, 97 millones de euros en 2000) o, sobre todo, más caros. Los nuevos estadios de gran capacidad tienen un coste estratosférico: Desde Wembley, 1.200 millones, 90.000 espectadores, hasta el Emirates del Arsenal, 575 millones, 60.000 personas, pasando por el LTU Arena de Düsseldorf de 2004, 240 millones, o por el del Lyon, aún en proyecto, 350 millones, 65.000 espectadores. Para colmo, el Sevilla no cuenta con el apoyo de un patrocinador potente, como Emirates, LTU o AOL, por ejemplo. Cuando menos, el nuevo Pizjuán no se ve fácil.

Y sin embargo, es necesario. Los grandes clubes también tienen grandes estadios que les permiten tener grandes ingresos por abonos y entradas. El Arsenal cubre con ellos un 51% de su presupuesto, el United, un 44%, el Celtic, un 46%, el Chelsea, un 39%. El Sevilla, un 30%. En números redondos, los ingleses son los que llevan la voz cantante: 137,5 millones el United, 134,6 el Arsenal, y 110,7 el Chelsea. El Sevilla ronda los 24 millones en ingresos por este concepto.

La marca

Sin duda, los ingresos por localidades y abonos son importantes, y de ahí la importancia de un buen estadio, pero hay dos pilares tan o más importantes. Es el caso de los ingresos comerciales y los de televisión.

En el primero de estos aspectos el Sevilla es un auténtico pipiolo deambulando entre gigantes. Curiosamente, los siete clubes más ricos de Europa, aunque en distinto orden, son los siete que más dinero ingresan por ventas comerciales. El astro rey en este apartado es el Real Madrid. Llega a facturar 136,4 millones de euros anuales por estos conceptos. El segundo en discordia es el Bayern (107) y muy por detrás el Barcelona (94), el United (86), el Chelsea (83) y Liverpool (64). Más por detrás, pero igualmente resaltable, es la labor del Schalke en la comercialización de su marca. Ingresa anualmente más de 53 millones y supera de calle a clubes como Milan, Inter, Roma, Juventus o Valencia.

Evidentemente, esta cantidad de dinero va íntimamente relacionada con la repercusión continental y mundial de cada club, y en esto el Sevilla no aparece ni como cola de león. Según Sportfive, agencia número uno del mundo en gestión de derechos comerciales futbolísticos, el Sevilla no cuenta apenas con repercusión fuera de España. En este ranking también gana el Madrid entre los aficionados al fútbol de los grandes campeonatos: España, Inglaterra, Italia, Alemania y Francia. Un 49% de los aficionados al fútbol de estos países están interesados en el equipo blanco. Le siguen en interés el Barça (39,25%), el United (35,75%), el Arsenal (32,25%), el Liverpool (30,75%)...

En cuanto a los derechos de televisión, el Sevilla mantiene un contrato con Mediapro que le reporta anualmente más de 20 millones. Entre los 20 clubes más ricos de Europa, el que menos (Schalke) ingresa 34 (07/08). A años luz se quedan los casi 154 del Milan, 132 del Madrid, los 128 del Inter, los 107 del Barça, o los 105 de la Roma. El club hispalense ya renegocia al alza su nuevo contrato para dentro de dos años.

Los ricos

El Sevilla actualmente cuenta con un presupuesto de 96,5 millones de euros. Estas cifras resultan ridículas comparadas con la de los equipos con los que compite en la Liga y con los que quiere competir en la Liga de Campeones. El mayor presupuesto lo ostenta el Real Madrid, con cerca de 400 millones (2008). Le siguen el Manchester United, rondando esa cifra, el Barcelona, el Chelsea, el Arsenal, el Milan, el Bayern, el Liverpool y el Inter, todos por encima de los 200 millones, más del doble que el del Sevilla. Con sus 96,5 millones de euros el Sevilla ni siquiera habría formado parte de los 20 clubes más poderosos de Europa en 2008.

  • 1