Local

El 'Seviocio' tendra autobús al Prado y 700 aparcamientos

Seviocio tendrá 712 aparcamientos para coches, 485 para motos y un autobús que conectará La Cartuja y el Prado cada media hora. En la explanada junto al Charco de la Pava habrá 750 metros cuadrados para actuaciones y otros 800 para eventos deportivos. Será en un futuro muy cercano, pues en unas semanas se abrirá el plazo para hacerse con la concesión.

el 16 sep 2009 / 00:39 h.

TAGS:

Seviocio tendrá 712 aparcamientos para coches, 485 para motos y un autobús que conectará La Cartuja y el Prado cada media hora. En la explanada junto al Charco de la Pava habrá 750 metros cuadrados para actuaciones y otros 800 para eventos deportivos. Será en un futuro muy cercano, pues en unas semanas se abrirá el plazo para hacerse con la concesión.

Cuatro años hace que el Gobierno local propuso la creación de un espacio de ocio alternativo a la botellona, un fenómeno masivo que provocaba ruido, desórdenes públicos, suciedad e insomnio. Dos y medio van ya desde la entrada en vigor de la Ley Antibotellona, una normativa autonómica que persigue el consumo de alcohol en la calle y que sólo lo permite en zonas autorizadas como el Charco de la Pava, donde el pasado viernes 14.000 jóvenes se concentraron en un descampado y celebraron una macrobotellona que se saldó con más de diez toneladas de basura y numerosos destrozos en la red de estaciones de bicicleta pública. Ahora, tras un largo camino, con cambios de modelo, de ubicación y de nombre, Seviocio -el llamado botellódromo- está a punto de ser real. "En unas semanas", explica Encarnación Martínez, delegada de Medio Ambiente, se abrirá el concurso para que se presenten las empresas que deseen hacerse con la explotación del recinto, ubicado junto al apeadero de Renfe de la Cartuja y con 40.000 metros cuadrados.

Ya hay "varias empresas, algunas potentes", interesadas en el proyecto, lo que hace que en el Ayuntamiento sean optimistas sobre la "rapidez" de la inauguración, aunque nadie se aventura a dar una fecha. Antes de que eso ocurra debe cerrarse otro trámite burocrático, la cesión total del suelo anexo al Charco de la Pava por parte de la Junta de Andalucía al Consistorio hispalense; hasta ahora esa cesión era parcial, lo que impedía que se acometieran las obras básicas de acondicionamiento. Esa cesión definitiva se cerrará "en el próximo Consejo de Gobierno de la Junta, máximo al siguiente".

Independientemente del papeleo restante, ya hay numerosos detalles de Seviocio que son inamovibles. Se van a crear 712 plazas de aparcamiento para coches, 697 abiertas y 15 reservadas para minusválidos. A ello se añaden otras 485 plazas para motos y una parada para taxis, con 20 plazas más. En total, 20.600 metros cuadrados para aparcamientos y servicios. Los usuarios también podrán acceder al recinto en un autobús, una línea de Tussam que conectará el apeadero de trenes con el Prado, cruzando la Cartuja, Barqueta, Ronda Histórica, Puerta Osario y Menéndez y Pelayo. Ese autobús se podrá usar tanto entre semana como los fines de semana y festivos, pues Seviocio abrirá a diario -"porque quiere ser un espacio de entretenimiento y cultura, para todos y todos los días", señala la delegada-. Las jornadas laborables el bus circulará desde la medianoche hasta las tres de la mañana, cada 30 minutos, y los fines de semana y festivos, hasta las seis, (con una frecuencia de media hora hasta las tres y de uno cada hora entre las tres y las seis). En la parada se creará también un paso de cebra para el acceso de los peatones y se instalará una estación de bicicletas. Pese a este proyecto, la Delegación de Infraestructuras para la Sostenibilidad, que dirige IU, ya alzó la voz el sábado ante los destrozos sufridos por la red de estaciones de Sevici tras una botellona.

La zona dedicada al ocio tiene 19.400 metros cuadrados. En ellos, por obligación del pliego técnico de condiciones para la explotación de Seviocio, ha de delimitarse una zona de actuaciones de 750 metros cuadrados, con capacidad para 500 personas sentadas o 1.500 de pie; otra zona de eventos, que exige la reserva "mínima" de un espacio diáfano de otros 750 metros cuadrados; y 800 metros más se dedicarán a una zona deportiva, con pavimento adaptado para practicar fútbol sala, baloncesto, voleibol y voleiplaya. Martínez prevé un mínimo de mil plazas sentadas para la estancia y el consumo de comida y bebida y quien quiera hacerse con la explotación del solar debe reservar zonas de descanso con mobiliario urbano, distribuidos por todo el recinto, "lo que puede dar lugar incluso a diferentes ambientes", gracias a las carpas que, a modo de refugio, bordearán el terreno. "Hasta zona WiFi habrá, que ya es imprescindible", apostilla. Medio Ambiente negocia con Cultura para que Seviocio "entre en la planificación de espacios y rutas de espectáculos". "Es una alternativa sana y concienzuda a la botellona", concluye la delegada.

En Andalucía, Granada cuenta desde marzo de 2007 con un botellódromo, un espacio acotado y con barras en el que sólo se puede estar de pie. Córdoba y Málaga tienen pequeñas zonas cerradas, más culturales. En varios municipios se realizan actividades nocturnas (deportes, bailes...), con éxito desigual.

  • 1