Local

El sexo del bebé, al segundo mes

Los padres podrán satisfacer con un simple análisis de sangre su curiosidad sobre el sexo de su bebé en la octava semana del embarazo mientras que ahora deben esperar al quinto mes. La técnica se ha desarrollado en Granada y permite además diagnosticar enfermedades como la hemofilia.

el 15 sep 2009 / 04:42 h.

TAGS:

Los padres podrán satisfacer con un simple análisis de sangre su curiosidad sobre el sexo de su bebé en la octava semana del embarazo mientras que ahora deben esperar al quinto mes. La técnica se ha desarrollado en Granada y permite además diagnosticar enfermedades como la hemofilia o la distrofia muscular.

La prueba, producto de las investigaciones del laboratorio granadino Lorgen en colaboración con el Hospital Materno Infantil Virgen de las Nieves y la Fundación para la Investigación Biosanitaria, consiste en tomar una muestra de tres milímetros de la sangre de la madre, que contiene el ADN del feto, y su fiabilidad para detectar el sexo del bebé supera el 98%, una exactitud por encima incluso de la ecografía, que sólo ofrece esa información a partir de la vigésima semana.

El director general de Laboratorios Lorgen, empresa pionera en la investigación genética, Javier Valverde, explicó que la prueba está exenta de todos los riesgos para la madre y el niño, frente a otras técnicas invasivas como la toma de células fetales mediante biopsia y la cordocentesis, que pueden suponer "ciertos riesgos" al introducirse en la placenta.

Además de satisfacer la curiosidad, la prueba permite identificar enfermedades monogénicas -causadas por la alteración de un gen determinado- ligadas al sexo del feto, tales como la hemofilia o la distrofia muscular de Duchenne, males hereditarios que sólo afectan a varones pero de los que las mujeres son portadoras.

De gratis a 130 euros. El hecho de disponer del ADN del feto abre la puerta a otros análisis genéticos, según Valverde, quien adelantó que la empresa ya trabaja en colaboración con el Hospital Virgen de las Nieves para identificar otras enfermedades y prevenir problemas durante el embarazo.

El director general de la empresa señaló que el coste de las pruebas está cubierto por el Servicio Nacional de Salud en caso de que la familia cuente con antecedentes de enfermedades monogénicas y que, por lo tanto, la madre necesite cuidados y una atención especial durante el embarazo.

Si se trata sólo de conocer el sexo sin esperar a la semana vigésima ni recurrir a las técnicas invasivas, la madre deberá acudir a un laboratorio de análisis clínico o una clínica ginecológica donde se realizará la extracción de sangre y se enviará la muestra a Laboratorios Lorgen, que ofrecen los resultados en 48 horas. En este caso, el coste de las pruebas oscilará entre los 120 y 130 euros, un precio que Valverde considera "asumible e inferior" a la mayoría de las pruebas genéticas que se han desarrollado hasta el momento en este campo.

Ensayado en 120 madres. "Hay muchos grupos investigando en esta materia en España, pero Lorgen ha conseguido modificar las técnicas para conseguir resultados con fiabilidad mayor y más baratas", aclaró Valverde, quien precisó que el método se ha ensayado con 120 madres en el hospital granadino.

Lorgen es una empresa creada por el doctor José Antonio Lorente Acosta, prestigioso investigador de la Facultad de Medicina de la Universidad de Granada y director del Laboratorio de Identificación de Genética de esta institución académica, que pertenece al holding inversor Líder XXV.

  • 1