sábado, 16 febrero 2019
21:22
, última actualización
Cultura

El sexo también es cosa de mayores

La actriz Mariana Cordero cuenta su experiencia en ‘La vida empieza hoy’, la nueva película de Laura Mañá, recién estrenada.

el 26 jun 2010 / 19:13 h.

¿Puede empezar de nuevo la vida para una señora que ya no cumplirá los 50? Mariana Cordero, una de las actrices protagonistas de la película de Laura Mañá La vida empieza hoy, que se estrenó el viernes pasado, opina que sí: "Yo tengo 60 años y me siento muy joven, para mí la vida empieza cada día".

Mariana dice que la mayoría de las abuelas de este país han dedicado su vida a cuidar a su marido y sus hijos, incluso a sus mayores, y ahora lo hacen con sus nietos: "La situación económica por la que atraviesa el país obliga ahora más que nunca a muchas abuelas a cuidar de sus nietos, sobre todo porque los hijos piensan que sus padres ya no tienen nada más que hacer en la vida, realmente nos hacemos invisibles".

Y eso es lo que le ocurre a Rosita, personaje que la actriz interpreta en La vida empieza hoy, que siempre ha estado pendiente de los suyos y, sin darse cuenta, ha perdido a su marido, que ha decidido buscarse un amante. Pero ella, lejos de resignarse o de enfadarse con el señor que le ha puesto los cuernos, como lo quiere, "se va a un sex shop, se compra lo más grande y decide conquistar de nuevo su marido".

Mariana cuenta que a la directora se le ocurrió la idea de hacer este filme tras comprobar que en algunos centros cívicos de Cataluña y Valencia, además de las típicas clases de música y gimnasia, se impartían clases de sexo. "Es escandaloso, pero hay un gran porcentaje de mujeres que no han tenido nunca un orgasmo en su vida -continúa la intérprete-, porque no nos permitimos la licencia, ¿qué digo, licencia?, el derecho de decir ‘éste es mi cuerpo, aquí me gusta que me acaricies y con esto siento placer y con aquello no".

Mariana piensa que, aunque a cierta edad hay cosas que ya no están en su sitio, "porque la ley de la gravedad hace estragos", se puede ser sexy hasta la muerte si se le sabe sacar partido al cuerpo: "Se puede ser sexy aunque se tengan algunos kilitos de más y el pecho caído, porque existen las miradas, las caricias...". "Para mí la escena más bonita del filme es cuando Herminia y su novio, dos personas muy mayores, están en la cama dándose a comer trocitos de chocolate, con una sensualidad tan grande y una mirada...".

Mariana dice que se lo ha pasado estupendamente rodando la película, junto con Pilar Bardem y Rosa María Sardá: "Los directores me ven dramática, pero a mí la comedia me encanta, por eso le agradezco mucho a Laura que me llamara". La actriz confiesa que, además de ser divertido, el trabajo también tuvo su riesgo: "Yo soy la más joven, pero la Bardem y la Sardá ya tienen una edad y rodar tantas escenas de desnudo es peligroso, porque a nosotras nos gusta desnudar el alma, pero el cuerpo ya es otra cosa, aunque la verdad es que el resultado ha sido genial pues lo que se ve realmente es mucha piel".

"Sale mucha piel, pero hay grabado material como para hacer una porno", comenta entre risas. "Claro que lo hemos hecho porque Laura es una mujer delicadísima, con un gusto maravilloso y confiamos bastante en ella, todo ha sido muy poético y muy sensual".

La vida empieza hoy se estrenó el pasado viernes y Mariana Cordero recomienda verla porque "vivimos en un mundo donde a los jóvenes se les obliga a ser guapos y altos y a los mayores se les borra del mapa, no existen". "Y yo creo que no hay edad para jubilarse en el sexo, mientras se tengan unos ojos llenos de vida y una piel para que nos la acaricien".

  • 1