domingo, 16 diciembre 2018
22:24
, última actualización

Un caballo desbocado provoca la caída del Simpecado de Osuna

Percance de la Hermandad del Rocío de Osuna en su camino hacia la aldea Almonteña.

el 01 jun 2014 / 16:14 h.

Simpecado OsunaUna mañana de emociones ha dado paso a uno de los episodios más tristes que se recuerda en la Hermandad de Rocío de Osuna. Tras despedirse de La Puebla de Cazalla, el Simpecado de la Hermandad continuaba camino a la aldea del Rocío acompañado de peregrinos, tanto de La Puebla como de Osuna, quienes tanto a pie como a caballo realizan el camino deseando encontrarse con la Blanca Paloma. Sin embargo poco antes de realizar la parada en Los Abrigosos, donde cada año descansan y reponen fuerzan para continuar su semana de camino, el caballo de uno de los carros que acompañaba a la Hermandad se ha desbocado en la vía de servicio de la autovía A-92 a la altura de La Puebla de Cazalla. Esto ha provocando que “los mulos que tiraban del Simpecado se asustaran y echaran a correr a toda velocidad, teniendo como consecuencia la caída tanto de la carreta como de los animales que iban tirando de ella”, explica uno de los testigos del accidente. Unos minutos de angustia los que han vivido estos romeros quienes han visto como en su segundo día de camino, la alegría se tornaba en tragedia al echar a correr los dos mulos con la carreta principal. Llanto entre los hermanos al comprobar la caída del simpecado en el desboque de los animales que incluso han intentado subir la valla que da acceso a la autovía, tropezándose con las piedras de la cuneta del carril de la vía de servicio. Aunque desde la Hermandad se confirma que no hay daños materiales ni personales, ha sido necesaria “una grúa para poder poner en pié el Simpecado, ayudándose incluso con algunos hermanos”. Tras ponerse ser levantada con el camión grúa, la carreta ha sido montada en un transportin para continuar el camino hacia el lugar donde pernoctaran este domingo para comprobar los desperfectos de la misma, que a simple vista tiene “los faros en mal estado”. Con el susto en el cuerpo, estos peregrinos continúan su camino hacia la Aldea esperando poder hacer su entrada en El Rocío el próximo sábado.

  • 1