Local

El sindicato alemán de maquinistas desconvoca la huelga de transporte

El sindicato alemán de maquinistas GDL desconvocó hoy la huelga anunciada para mañana en todo el país tras llegar a un acuerdo salarial con la compañía de ferrocarriles, Deutsche Bahn.

el 15 sep 2009 / 01:26 h.

TAGS:

El sindicato alemán de maquinistas GDL desconvocó hoy la huelga anunciada para mañana en todo el país tras llegar a un acuerdo salarial con la compañía de ferrocarriles, Deutsche Bahn.

El secretario general de GDL, Mandref Schell, informó de esa decisión en una rueda de prensa conjunta celebrada el término de una ronda de negociadora con la patronal, la segunda del fin de semana.

"Los puntos en litigio han sido superados", declaró el jefe de Deutsche Bahn, Hartmut Mehdorn, que mantuvo una negociación a dos bandas con los otros sindicatos del sector, Transet y GDBA.

El acuerdo, suscrito por las tres centrales sindicales, prevé un aumento salarial del 11 por ciento.

Deutsche Bahn intentó in extremis impedir la huelga, que hubiera paralizado el país, presentando el sábado una oferta salarial más próxima a las demandas de los trabajadores.

Pese a la desconvocatoria, Deutsche Bahn informó de que el tráfico regional y de largo recorrido no circulará con normalidad, por lo que mantendrá activado el plan de servicios mínimos.

Ese plan asegura el 50 por ciento de los trayectos de largo recorrido en todo el país, el 10 por ciento en los trenes regionales en el este del país y la mitad en el oeste.

El sorpresivo acuerdo entre la dirección de Deutsche Bahn y los sindicatos ahuyenta el fantasma del caos en el transporte público alemán y deja sin efecto la demanda interpuesta el viernes por la empresa ante la Magistratura de Trabajo de Fráncfort.

El Tribunal tenía previsto reunirse a las 08.00 horas gmt de mañana para responder a dicha denuncia, interpuesta por la vía de urgencia.

El acuerdo en Deutsche Bahn no evitará sin embargo que la capital del país viva mañana otra jornada difícil, pues la semana comenzará como concluyó la anterior, con una huelga en el transporte urbano.

En el caso de Berlín, el sindicado Verdi pide para las 11.500 personas que trabajan en la red de transporte metropolitano -autobuses, metro y tranvías-, aumentos salariales de entre el 8 y el 12 por ciento, lo que supondría unos 200 euros más al mes.

La empresa pública BVG está dispuesta a incrementar los salarios un 5 por ciento.

  • 1