Deportes

El Slipstream venció en la crono y Vandevelde se enfundó la maglia rosa

El conjunto estadounidense del Slipstream Chipotle, con un crono de 26:32 (53,366 km/h), se ha impuesto en el prólogo del "91 Giro de Italia de ciclismo", etapa a cronómetro por equipos. (foto: EFE)

el 15 sep 2009 / 04:36 h.

El conjunto estadounidense del Slipstream Chipotle, con un crono de 26:32 (53,366 km/h), se ha impuesto en el prólogo del "91 Giro de Italia de ciclismo", etapa a cronómetro por equipos, disputada en un circuito por Palermo (Sicilia, sur de Italia), de 23,6 kilómetros.

La primera "maglia rosa" (líder de la clasificación general) del Giro'08 es el estadounidense Christian Vande Velde, que fue el primero del Slipstream Chipotle en cruzar la línea de meta.

El Astana, del español Alberto Contador, acabó séptimo, a veintinueve segundos del equipo ganador.

La prólogo del Giro'08, sobre un circuito sinuoso y un asfalto que en algunas zonas se vio afectado por la lluvia caída por la mañana, tuvo un final esperado en cuanto al ganador. Y es que parecía claro que el triunfo se lo iban a disputar el Slipstream, el danés CSC y el alemán High Road; lo que aconteció.

Se llevó el "gato al agua" el Slipstream-Chipotle, pese a que fue el High Road quien marcó los mejores parciales en los pasos por los cronos intermedios ubicado en los kilómetros 10 y 19. No en vano, el conjunto alemán marcó catorce segundos menos en su paso por el primero de ellos, decreciendo a tan sólo tres en el segundo.

Pero, sobre todo, el High Road cedió en relación al Slipstream diez segundos en los últimos 3,5 kilómetros. Y es que sin duda les afectó, al igual que al resto de equipos que salieron en la segunda parte, el cambio de un viento que se les puso en contra en estos últimos kilómetros. Algo que no sufrió tanto el equipo estadounidense, que partió en la prólogo en el séptimo lugar de la salida.

Eso sí, también hay que destacar que el Slipstream se quedó a mitad de carrera con tan sólo seis corredores e, incluso, hizo prácticamente el último kilómetro y medio en cinco, al quedarse descolgado el inglés David Millar, que con ello perdió su deseo de enfundarse la "maglia rosa".

De buena se puede considerar la actuación del Astana de Alberto Contador, quien ha cedido veintinueve segundos en la línea de meta, pero apenas cedió distancias con el último ganador del Giro, y uno de los grandes favoritos a revalidarlo, el italiano Danilo Di Luca, que con el LPR fue sexto, con sólo un segundo menos que el español.

Además, el Astana de Contador entró en la línea de meta con treinta y cinco segundos menos que el Rabobank del ruso Denis Menchov; veintidós al Serramenti Diquigiovanni de Gilberto Simoni; quienes en buena teoría también deben luchar por el triunfo final en la prueba.

Mucho peor que el Astana, como se preveía, lo hicieron el decimocuarto Caisse D'Espargne, (a cincuenta y cuatro segundos del ganador), el decimoquinto Saunier Duval-Scott (a 1:02) y el vigésimo Eukastel-Euskadi (a 1:17).

Mañana, domingo, se disputará la segunda etapa, con salida de Cefalú y llegada a Agrogento, sobre 207 kilómetros, y que cortará Sicilia en dos ya que irá desde el norte al sur.

Una fracción nerviosa, sobre todo en una primera mitad donde llegarán los primeros puertos puntuables de montaña, propicia para las primeras escapadas, y con los últimos cuatro kilómetros en ascensión, con el final del mundial de Agrigento 1994 con unos últimos mil metros al 10 por ciento de pendiente.

  • 1