Local

El socialista Mascarell acepta la oferta de Mas para ser conseller de Cultura

Su entrada el ejecutivo de Artur Mas supone un golpe de efecto.

el 27 dic 2010 / 10:28 h.

TAGS:

El nuevo presidente de la Generalitat, Artur Mas(d), es abrazado por el presidente saliente, José Montilla (c).

Ferrán Mascarell, ex conseller de Cultura en el último gobierno de Pasqual Maragall, ha aceptado la oferta de Artur Mas para asumir esa misma cartera en el nuevo Govern de CiU, han asegurado a EFE fuentes de CiU.

Su entrada el ejecutivo de Artur Mas supone un golpe de efecto, puesto que Mascarell fue también concejal de Cultura en el Ayuntamiento de Barcelona y en los últimos meses se barajaba su nombre como posible candidato del PSC a la alcaldía de Barcelona.

Antes de la campaña electoral, Mas anunció su propósito de fichar a gente ajena a CiU, sin militancia política o incluso procedente de otros partidos, siempre que encajase en su eslogan del "gobierno de los mejores", una predisposición asimilable a la del presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, que incorporó como ministros a algunas personalidades del espectro socialista francés.

El pasado viernes, Mas se citó en un hotel de Barcelona con Mascarell, a quien ofreció la consellería de Cultura, sabedor del progresivo distanciamiento entre el ex conseller, adscrito al ala más catalanista del PSC, y la dirección de su partido.

Mascarell, que había colaborado en los últimos años en actos de la Fundación CatDem, vinculada a CDC, ha comunicado su decisión esta mañana a Mas, poco antes de que éste asistiese al acto de toma de posesión como presidente de la Generalitat.

Toma de posesión de Mas. El nuevo presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha tomado hoy posesión de su cargo en un acto solemne en el que ha prometido "plena fidelidad al pueblo de Cataluña".

Tras el discurso del presidente saliente, José Montilla, y tras la lectura del real decreto de nombramiento por parte de la presidenta del Parlament, Núria de Gispert, Mas ha prometido el cargo como presidente número 129 del gobierno catalán.

Mas ha iniciado su discurso en la ceremonia de toma de posesión, en el Salón Sant Jordi del Palau de la Generalitat, agradeciendo las primeras palabras del presidente catalán saliente, José Montilla, que le ha puesto la medalla de nuevo presidente.

José Montilla ha deseado hoy suerte a Artur Mas como nuevo presidente de la Generalitat y, tras citar al historiador Jaume Vicens Vives, ha apelado a que Cataluña se preocupe "más por el hacer que por el ser" y deje atrás "miedos y recelos atávicos" y los traduzca en "esperanza y energía positiva".

El presidente catalán saliente ha dedicado estas palabras a Mas antes de imponerle la medalla como presidente de la Generalitat en el acto de toma de posesión del nuevo president, al que ha acudido el vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves.

En un acto presidido por la cordialidad en el relevo al frente de la Generalitat, Montilla ha querido subrayar que desea una Cataluña más preocupada "por la consistencia que por la esencia", y para apuntar que a ello dedicará ahora sus esfuerzos como ex president.

De esta forma, el presidente saliente ha reivindicado de alguna forma su presidencia, en la que ha querido hacer hincapié en que el autogobierno catalán debe servir principalmente para mejorar la vida de los catalanes.

Montilla ha subrayado la "normalidad democrática" del relevo al frente de la Generalitat, y ha dedicado la "felicitación más sincera" y sus "mejores deseos" a Artur Mas.

El presidente saliente ha apuntado en este sentido la "normalidad institucional" que supone la "alternancia" en la historia política catalana a pesar de que en algún momento pareció algo "excepcional", en alusión a los 23 años de gobierno de Jordi Pujol (CiU).

El hasta hoy president ha dado por supuesto que Mas centrará sus esfuerzos en la crisis económica y ha tenido palabras de "agradecimiento" para quienes le han ayudado para que fuera presidente catalán.

Ha recordado que asumió el cargo como el "más humilde de los servidores" de Cataluña y que ahora, al dejar este cargo, sigue creyendo que al pensar con humildad se tiene "más fuerza" para defender la dignidad de aquellos a los que se representa.

Unas 700 personas, según fuentes de la Generalitat, han asistido al acto de posesión, entre ellas el presidente de Caja Madrid y ex ministro del PP, Rodrigo Rato, el presidente del PNV, Íñigo Urkullu, o bien el ex secretario general de Presidencia con Jordi Pujol, Lluís Prenafeta, imputado en el caso Pretoria. 

 

 

  • 1