Local

El socio del exagente niega participación en el robo de droga pero admite que hizo paquetes falsos

Manuel A.S. ha reconocido que  elaboró los paquetes 'falsos' con los que se dio el 'cambiazo' a la  droga sustraída, y cuyo fin, no obstante, "desconocía".

el 21 ene 2013 / 13:49 h.

TAGS:

Manuel A.S., el socio del exagente de la Unidad de Droga y Crimen Organizado (Udyco) acusado de haber participado en el robo de 154  kilogramos de cocaína y heroína de los calabozos de la Jefatura  Superior de la Policía en Andalucía Occidental, ha negado su  participación en esta sustracción, aunque sí ha reconocido que  elaboró los paquetes 'falsos' con los que se dio el 'cambiazo' a la  droga sustraída, y cuyo fin, no obstante, "desconocía". Sólo sabía  que "era para simular cocaína", ha llegado a afirmar.  

En la primera jornada del juicio que se está celebrando en la  Audiencia Provincial de Sevilla, el acusado, para quien la Fiscalía  solicita 17 años de prisión y el pago de una multa de nueve millones  de euros, ha asegurado desconocer quién robó la droga y dónde se  almacenaba la misma, pues nunca había hablado con el exagente de  ello, e incluso ha negado haber entrado nunca en la Jefatura, "ni  solo ni acompañado", ha dicho.

Al hilo de ello, el procesado ha señalado que fue el propio  exagente de la Udyco quien, tras proponérselo "su jefe", le planteó  realizar los paquetes 'falsos' que sustituyeron a los originales,  tras lo que "le dije que tenía un juicio pendiente en Málaga" y "que,  si a cambio, me podían echar una manilla", tras todo lo cual accedió  a realizar estos paquetes.

Según ha precisado, Lars "llevaba un papel escrito" que empleó  para "decirme el número" de paquetes que había que elaborar, su forma  "e incluso, en algunos casos, el color", paquetes que "tenían que  simular cocaína", por lo que, para ello, "cogí yeso, escayola, azúcar  o polvos de talco".

Ha dicho que los paquetes los elaboró en dos ocasiones en sendas  viviendas de Alcalá del Río -donde convivían en la fecha de los  hechos- y de Tomares y ha negado que su mujer, María Violeta S.G.  -también acusada por el robo-, lo ayudara en la elaboración de los  mismos, justificando que hayan aparecido sus huellas en el hecho de  que se trataba de la cocina "y ella tocaba" por allí. "Jamás  participó" en la elaboración de los paquetes, ha subrayado.  

Incluso, un día "tuvimos una bronca gorda", porque "yo estaba  elaborando los paquetes y tenía la cocina hecha una cochinera". "No  le di explicaciones de lo que estaba haciendo, porque no era de su  incumbencia", ha aseverado.  

Asimismo, ha relatado que los paquetes se los entregó en dos  ocasiones distintas al propio exagente imputado, que los cogía "y los  metía en un maletero" de un vehículo "donde había alguien más",  aunque ha dicho no poder identificar a esta persona.

  • 1