viernes, 14 diciembre 2018
10:32
, última actualización
Deportes

El Sporting de Portugal tasa a Wilson Eduardo

El director general de la entidad lisboeta, Carlos Freitas, remite a la cláusula de rescisión del delantero internacional sub 21 con Portugal -4,5 millones de euros-. 

el 08 may 2012 / 19:40 h.

Wilson festeja con Agra un gol en Liga.

El delantero internacional sub 21 con Portugal Wilson Eduardo, cedido por el Sporting de Lisboa al Olhanense, club del que procede Salvador Agra, es uno de los talentos emergentes que figuran en la agenda del director deportivo del Real Betis, Vlada Stosic, tal y como anticipó El Correo de Andalucía en su edición del 16 de marzo.

El director general de la entidad lisboeta, Carlos Freitas, remitió a la cláusula de rescisión del goleador -4,5 millones de euros- en la reunión informativa que mantuvo con un intermediario la anterior semana, según aseguró ayer a este diario el propio Freitas.

"No hablaré del tema. Para fichar a algún jugador del Sporting hay que ir a la cláusula", resumió de forma escueta Freitas. Según ha podido saber El Correo, el dirigente de los leones ya comunicó al Olhanense, club en el que militará hasta el 30 de junio el goleador, que la firme intención de su entidad era ingresar dinero por la venta o, en su defecto, recuperar al artillero para el proyecto de la próxima temporada. El vicepresidente del Olhanense, Filipe Sousa, fue el encargado de negociar la continuidad de Wilson Eduardo, aunque se retiró de la puja ante las noticias procedentes desde Lisboa.

El propio Filipe Sousa explicó a El Correo que "no sé si el Sporting va a vender a Wilson Eduardo, pero lo que sí sé es que su idea es que no siga cedido". El Sporting remite a la cláusula de rescisión del jugador -4,5 millones-, aunque, según apuntaron fuentes de la operación, la entidad del José Alvalade aceptaría negociar por una cifra cercana a los 3 kilos. Su valor de mercado ha aumentado de forma sobresaliente y, según la web especializada transfermarkt, su precio inicial de puja es de 1,9 millones.

Wilson Eduardo es internacional sub 21 con Portugal. A sus 21 años -cumplirá 22 el próximo 8 de julio-, este delantero nacido en la ciudad de Massarelos ha jugado 27 partidos en la Liga portuguesa, en la que ha anotado 7 goles. Su contrato con el Sporting de Lisboa expira el próximo 30 de junio de 2014 y al cierre de la actual campaña finaliza su cesión en las filas del Olhanense, club del que procede Salvador Agra y al que los informadores de fútbol internacional heliopolitanos -Keke Durán, Emilio Vega y Stosic- espiaron en varias ocasiones durante el ejercicio actual.

Salidas

Y en el capítulo de salidas, los casos que más inquietan en La Palmera son los de Beñat, cuyo agente revisará su contrato, y el mediocentro brasileño Iriney. El centrocampista de Humaitá ya recibió en diciembre una proposición inicial para inaugurar las negociaciones, aunque entonces el jugador instó a un compás de espera mientras firmaba su nuevo contrato de representación con la agencia Promoesport. Ahora, y al haber recibido una oferta en firme, su representante, José Rodríguez Baster, Rodri, responderá al interés heliopolitano en los próximos días.

Con un interés expreso del Villarreal -dependerá de si logra o no la salvación en Primera- y propuestas del pujante mercado asiático, su futuro, con 31 años, depende de si acepta condonar parte del sueldo que se embolsaría sin impuestos en el extranjero a cambio de un contrato de larga duración en La Palmera. En la llamada inicial desde las oficinas del Benito Villamarín, el serbio Vlada Stosic ofreció a su representante un contrato de dos años más uno adicional en función de su rendimiento en la segunda campaña. En el capítulo económico, el Betis, limitado por el techo salarial que se fijó en la etapa concursal, estaría dispuesto a ofrecer 800.000 euros al jugador.

El que sí abandonará el Villamarín es el canterano Isidoro, cuyo agente, José Pablo Varela, ya ha recibido varias propuestas de España y el extranjero. Su contrato expira el 30 de junio y no ha recibido ninguna llamada para negociar su continuidad.

  • 1