Local

El Sppme niega que los policías puedan alterar los semáforos

El sindicato sí admite su relación con los actos que denunció la familia de Torrijos

el 07 sep 2010 / 18:53 h.

TAGS:

El conflicto policial por las horas extra ha situado a un sector del sindicato Sppme en el punto de mira. El Ayuntamiento ha abierto una investigación interna y hay, al menos, cinco denuncias tramitándose en los juzgados por otros tantos hechos vinculados con las protestas y la tensión existente en la plantilla. Ayer, después de que la Delegación de Movilidad llevara al juzgado un boicot organizado a los semáforos durante la Vuelta a España para provocar un caos durante la etapa, el secretario general del sindicato, Manuel Bustelo, negó la participación de agentes de policía en estos hechos: "Los agentes no tienen llaves de los semáforos, no está en las dotaciones. Habrá que ver primero quién las tiene realmente porque pueden estar por todos lados. Nosotros estuvimos vigilados toda la etapa y al primer problema que hubo denunciaron a un agente". Pese a esto, en su denuncia, la Delegación de Movilidad señala claramente que sólo existen dos servicios del Consistorio con acceso a los controles manuales de los cruces: la Policía y la empresa SICE.
Los responsables del sindicato, en cambio, sí admiten su relación con los hechos denunciados por el primer teniente de alcalde, Antonio Rodrigo Torrijos: "Es verdad que se tiraron petardos, pero comprados legalmente y ante la presencia de la Policía Nacional, que estuvo siempre vigilando. Hicimos el recorrido de siempre y al parecer pasamos frente a la vivienda de Torrijos. No lo sabíamos. Fue una casualidad", apuntó Bustelo, quien admitió que un familiar de Torrijos acudió a identificarles y se encontró con un grupo de policías en plena protesta. Estos hechos fueron denunciados por un familiar del portavoz de IU.


A estos casos hay que sumar los tres agentes que han denunciados actos vandálicos contra sus vehículos por hacer horas extraordinarias de forma voluntaria y el agente que fue denunciado por la Policía Nacional y luego destituido por un hecho ocurrido durante la protesta de la Vuelta a España.


Pero en medio de todos estos hechos, las negociaciones entre el Ayuntamiento y el Sindicato Profesional han continuado. El lunes el delegado de Convivencia, Alfonso Mir, mantuvo otra reunión con la dirección del Sppme, y para hoy hay otra cita prevista. Para Bustelo, hay una relación directa entre estas reuniones y las denuncias del Ayuntamiento: "Alguien quiere boicotear las negociaciones y el clima de entendimiento que está existiendo entre el sindicato y la Delegación de Convivencia y Seguridad. Cada vez que nos reunimos con el Consistorio hay alguien del Gobierno que viene a atacarnos. Así es difícil que avancemos en las negociaciones".

  • 1