Local

El suburbano deja en evidencia a Tussam

La Junta de Andalucía reveló ayer uno de los secretos mejor guardados en torno a la línea uno del Metro: el coste del viaje, que oscilará entre 0,54 y 1,75 euros en función de la longitud del recorrido y del sistema de pago elegido para utilizarlo. El anuncio es la prueba evidente de que Ferrocarriles Andaluces tiene claro que el Metropolitano entrará en servicio el próximo 20 de diciembre.

el 15 sep 2009 / 18:31 h.

La Junta de Andalucía reveló ayer uno de los secretos mejor guardados en torno a la línea uno del Metro: el coste del viaje, que oscilará entre 0,54 y 1,75 euros en función de la longitud del recorrido y del sistema de pago elegido para utilizarlo. El anuncio es la prueba evidente de que Ferrocarriles Andaluces tiene claro que el Metropolitano entrará en servicio el próximo 20 de diciembre tal y como anunció el consejero de Obras Públicas, Luis García Garrido. Respecto a la tarifa, es similar a la de los suburbanos de Barcelona y Valencia y algo más cara que el billete univiaje de Madrid. Con todo, hay algo que llama la atención: los usuarios de transportes metropolitanos tendrán una rebaja sustancial del precio del billete al contar ya con la tarjeta sin contacto que será la misma que se use para la línea 1 del Metro. Sin embargo, los sevillanos residentes en la capital no tendrán derecho a esas bonificaciones porque la empresa municipal de transportes de Sevilla, Tussam, aún no ha instalado en sus autobuses el sistema de tarjeta sin contacto compatible con el del suburbano. No parece lógico que Tussam, que forma parte del accionariado de la sociedad Metro de Sevilla, aún no se haya adaptado al Metro con la posibilidad de que sus usuarios puedan hacer transbordo y viceversa. Cuesta entender que, pese a los meses de retraso que ha acumulado la obra de la primera línea del metropolitano, el Ayuntamiento no haya sido capaz de adaptar sus autobuses al sistema tarifario. Y además, resulta llamativo que a un mes de la puesta en marcha del Metro, Tussam aún no haya informado con profusión de detalles de cuál será la reorganización definitiva de las paradas de autobús con motivo de la puesta en servicio. Son problemas que tienen solución, por ello, la empresa municipal de transportes debería cuanto antes comunicar a los usuarios cuál será su nueva realidad y adaptarse a un sistema que aún no tiene pese a que lleva años anunciándose.

  • 1