Deportes

El sueño de Melquíades Álvarez se esfuma en semis

El de Alcalá de Guadaíra marcó el 14º mejor tiempo de una ronda en la que compitieron 16 nadadores en total.

el 28 jul 2011 / 12:05 h.

El nadador sevillano Melquíades Álvarez protagonizó una hazaña en el Mundial de Shanghai, donde se clasificó para las semifinales de la modalidad de 200 braza en una jornada en la que solo un discreto tramo final evitó su clasificación para la lucha por las medallas, en la que, a priori, hubiera sido uno de los invitados a la fiesta que dirimirán el japonés Kosuke Kitajima, el húngaro Daniel Gyurta o el germano Christian Vom Lehn, los únicos que fueron capaces de rebajar el crono de los 2:10. 

Álvarez nadó con rapidez y agilidad en la criba preliminar, en la que se clasificó con relativa facilidad para las semis. El nadador de Alcalá de Guadaíra fue tercero en su serie y noveno en los tiempos globales gracias a un crono de 2:11.96. La mejor marca de su serie fue propiedad del húngaro Daniel Gyurta, con 2:10.78, y en los tiempos generales el mejor fue el lituano Giedrius Titenis, que clavó el reloj en 2:10.33. El corte para las semifinales fue establecido por el húngaro Akos Molnar, que fijó un tiempo de 2:12.78.

Ya en la sesión vespertina, que se celebró alrededor de la sobremesa según el horario peninsular, Álvarez asumía un auténtico reto, clasificarse para la gran final de hoy. Hasta el último parcial, el alcalareño computaba tiempos suficientes para colarse en la lucha por las medallas. Sin embargo, en los postreros 50 metros se desfondó -marcaba 1:37.56 a los 150- y, con un registro de 2:12.15, se despidió del sueño. En el último parcial, Álvarez consumió 34.86 segundos para nadar 50 metros, lejos de sus prestaciones.

Progresión

Pese a la relativa decepción, el nadador del CN Sant Andreu confirma su avance en las pruebas mundiales. En su periplo en los Juegos Olímpicos de Pekín en 2008 fue apeado en las series preliminares de los 100 y los 200 metros braza. Sin embargo, apenas un año después y en la Liga de clubes celebrada en Sabadell estableció un nuevo récord de Europa en piscina corta -25 metros- al sellar un crono de 2:03.46. Su último hito sucedió en la Copa del Mundo en piscina corta celebrada en Berlín en 2009, donde batió su propia plusmarca nacional en los 100 braza -58.68- y se colgó el oro en los 200 braza.

  • 1